Boliviano sentenciado a la horca en Malasia: “Mamá, no lo logramos, por favor cuida a mi hijo”

El drama de una madre boliviana al conocer que su hijo fue condenado a muerte por tráfico de drogas.

27 Feb 2018 | 21:40 h

Víctor Paredes, un boliviano de 30 años, fue condenado a la horca en Malasia por tráfico de drogas, después de que ingresara con 450 gramos de cocaína en su estómago. Este delito se paga con la pena de muerte en este país. 

"Mamá, no lo logramos, por favor cuida a mi hijo, dile que lo amo", le dijo el hombre a su madre, Silvia Vargas, el pasado 5 de enero, el mismo día cuando fue sentenciado. Aún no se conoce cuándo se ejecutará la sentencia.

PUEDES VER Asesinan a tres venezolanos en Colombia en supuesto ataque del ELN

La mujer, quien vive en Mineros, señala que no sabe exactamente por qué su hijo decidió viajar con droga a Malasia, pero supone que por la falta de dinero y las dificultades para trabajar. "Nunca me dijo nada. Solo sé que le pidió a una amiga que por favor le cuidara a su hijo porque tenía un viaje de trabajo, que tardaría unos 20 días".

Tres días después de su partida, el 27 de octubre de 2013, otro de sus hijos le comunicó a Silvia que Víctor estaba preso en Malasia.

Silvia acudió a la Embajada de Malasia en España y a las autoridades en Bolivia en busca de ayuda. Junto a su familia, reunió el dinero para pagar el abogado que lleva el caso de Víctor.

En diciembre, Silvia viajó a Kuala Lumpur para testificar durante una de las audiencias en la corte. "Se arrodilló y me pidió perdón. Me dejaron abrazarlo y luego se lo volvieron a llevar", cuenta. Fue la última vez que vio a su hijo.

Ahora, su esperanza está en la Cancillería de su país; este domingo anunció que la encargada de negocios de Bolivia en Japón "se está trasladando hasta Malasia" para hablar con Víctor y "con los abogados para ver las posibilidades jurídicas".

Existe el recurso de apelación. "Existen varias posibilidades, pero queremos tener las precisiones que las veremos con el abogado que está llevando el caso de manera directa".

La mujer tiene la esperanza de que Víctor pueda salir libre: "Mi hijo cometió un delito, pero merece una segunda oportunidad. [...] Es una persona de bien. Sé que quiere salir y ayudar a personas que pasan por una situación como la de él".

Te puede interesar