Kim Jong-un llama a la “producción masiva” de armas nucleares

Corea del norte. En su discurso de Año Nuevo, líder norcoreano lanzó amenaza contra Estados Unidos y a la vez se mostró conciliador y dialogante con Corea del Sur. 

2 Ene 2018 | 9:30 h

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha tendido este lunes la mano a Corea del Sur de forma inesperada. Tras meses de continuos reproches y amenazas, el joven mandatario propuso durante su discurso de Año Nuevo que ambos países entablen conversaciones con el objetivo de que una delegación del Norte pueda participar en los Juegos Olímpicos de Invierno que organiza el Sur.

PUEDES VER Corea del Norte: Régimen de Kim Jong-un hace desafiante anuncio para el 2018

Seúl ha dado la bienvenida a la propuesta, que podría contribuir a un paulatino deshielo de las actualmente nulas relaciones entre ambos vecinos.

"2018 es un año significativo tanto para el Norte como para el Sur, con el Norte celebrando el 70º aniversario de su fundación y el Sur acogiendo los Juegos Olímpicos de Invierno (...). Esperamos sinceramente que los Juegos sean un éxito. Estamos dispuestos a tomar las medidas necesarias, incluido el envío de nuestra delegación. Las dos Coreas pueden reunirse de inmediato para este fin", dijo el líder norcoreano en un discurso televisado citado por la agencia surcoreana Yonhap.

Clara amenaza

A pesar de las buenas palabras hacia Corea del Sur, Kim Jong-un mostró su habitual tono beligerante al referirse a EE UU. El líder norcoreano hizo un llamamiento a producir "masivamente" armas atómicas y misiles balísticos con el objetivo de utilizarlas en el caso de que la seguridad del país se vea amenazada. Pyongyang, reiteró el joven mandatario, es ya un Estado nuclear y tiene un "fuerte poder" disuasivo contra EE.UU. al que no renunciará.

PUEDES VER Doce personas heridas tras incendio en edificio de Nueva York

"Todo Estados Unidos está al alcance de nuestras armas nucleares y hay un botón nuclear siempre en mi escritorio. Esta es la realidad, no una amenaza", señaló. Durante el año pasado, Corea del Norte realizó su sexta y más potente prueba nuclear y lanzó más de 20 misiles, tres de los cuales de alcance intercontinental. En el último discurso de Año Nuevo, el líder norcoreano había advertido que se estaban ultimando los preparativos para disparar un cohete de estas características.❧

Te puede interesar