AHORA - Cinemark y Cineplanet anuncian que volverán a funcionar desde el 5 de agosto
LO ÚLTIMO - Dólar cerró con ligera baja y se cotizó en S/ 4,066 al final del lunes 2 de agosto

Ana Luisa Velarde: “Ningún postre es difícil de preparar si lo haces con amor”

'"Gracias a la pastelería descubrí a una Ana que estuvo en mí y que al pasar de los años pude reencontrarme con ella. Soy feliz, me gusta atender con una gran sonrisa".
'"Gracias a la pastelería descubrí a una Ana que estuvo en mí y que al pasar de los años pude reencontrarme con ella. Soy feliz, me gusta atender con una gran sonrisa".

Entrevista con la experta en postres, emprendedora, fundadora del programa ‘Ana Avellana’"

Publicidad

Desde pequeña Ana Luisa Velarde amaba tanto cocinar como la música, pero al crecer, un viaje cambió su vida y gracias a ello descubrió su verdadera vocación. Aquella que la llevó a enamorarse por completo de la pastelería.

PUEDES VER El Dato Buenazo: churros españoles de Churros San Francisco

¿Qué te impulsó a tener tu propio negocio?

En la época que me fui a Europa quedé fascinada con todas las pastelerías maravillosas y me prometí que algún día abriría una propia. Todo comenzó como un juego, con pocos postres y un espacio muy chiquito en el que los clientes podían ver cómo los preparábamos, pero a raíz de que fuimos creciendo nos convertirnos en lo que somos hoy en día: Ana Avellana.

¿Siguen algunas tendencias o apuestan por la creatividad?

Me encanta innovar y usar mi imaginación. Apuesto siempre por lo clásico, pero con mi toque especial. Todos mis postres tienen una parte de mi esencia, son el reflejo de mi vida. Por eso, cuando comencé a crear el menú escogí los lugares en los que había vivido. Por ejemplo, el Cheesecake es de New York, el Key Lime Pie es de Miami, el Sticky Bun me recuerda al colegio. Sin lugar a dudas, cada postre tiene su historia.

PUEDES VER Sandra Da Ponte: “Puedo convertir cualquier postre en una paleta”

¿Cuál fue la clave para tener un lugar en el paladar de los peruanos?

Al probar nuestros pasteles, los clientes se sienten como en casa. Trato de prepararlos no tan dulces, pero eso sí, todas las porciones son muy generosas. No solo se trata de cómo los haces, sino también del tiempo que les das y que los cocines con ganas y cantando. A todo eso, yo lo llamo amor por la pastelería.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Satisfacer a mis clientes. Amo ver cómo vienen padres de familia, niños, amigos, abuelos y me dicen "está delicioso". Pero, sobre todo, me fascina ver que lo disfruten tanto como yo a la hora de prepararlos. Fueron ellos quienes empezaron a decir que en esta esquina vendían ricos postres, convirtiéndose en nuestra mejor carta de recomendación.

PUEDES VER Aniversario de Lima: ¿dónde hallar postres exquisitos y platos típicos [FOTOS]

¿Para ti cual ha sido el postre más difícil de preparar?

Ningún postre es difícil de preparar si los cocinas con mucho amor, esfuerzo y dedicación. Siempre debemos arriesgarnos y confiar en nosotros mismos porque somos capaces de hacerlo. Por ejemplo, cuando voy a crear algo mezclo ingredientes y si al final no me sale, al día siguiente lo vuelvo a intentar y así hasta lograrlo. Luego les doy a probar a mis clientes porque para mí su opinión es muy importante.

¿Alguna vez pensaste hacer televisión?

La historia de cómo llegué a la televisión es graciosa. Un día un canal de cocina vino a mi pastelería para hacer un reportaje y al finalizar la grabación les pregunté si en su programación contaban con un espacio dedicado a los dulces. Me respondieron que no y en ese momento me preguntaron si yo quería conducir uno. Hicimos unas pruebas y así nació Ana Avellana, programa para endulzarte todos los días.