Amalia Casique: “Hay cosas que los ashéninkas no entendemos”

Amalia y su hermana Luzmila Casique están comprometidas con hacer que su cultura permanezca viva. Junto a monseñor Gerardo Zerdin crearon la guía teórica del idioma ashéninka.

La República
19 M08 2019 | 03:36h

Por: Alejandra Villanueva

Por muchos años fue identificada con una comunidad que no era la suya. Los ashéninkas tienen su propia lengua y costumbres. Así lo demostró Amalia junto a un grupo de personas, y en el 2018 el ashéninka se convirtió en la lengua originaria número 48 de nuestro país. Sin embargo, aún queda pendiente la elaboración de material educativo en el idioma para que los niños no pierdan sus raíces.

¿Cómo se creó la guía teórica?

Se hizo de acuerdo a la necesidad que vio monseñor Gerardo Zerdin. Nosotros no entendemos muy bien el castellano, no es nuestra lengua materna. Él empezó a trabajar de manera bilingüe para que nuestra enseñanza sea más fácil. Este libro será llevado a las comunidades para enseñarles a los niños la gramática.

PUEDES VER Expoamazónica: empresa japonesa comercializaría productos de aguaje elaborados por comunidades nativas

¿Es una de las primeras o únicas universidades en promover la interculturalidad?

Que yo conozca sí. La Universidad Católica Sedes Sapientiae se creó en el año 2006 y empezó a formar tres pueblos originarios: Yine, Shipibo y Asháninka. Dentro de los últimos nos habían incluido a nosotros, los ashéninkas.

Demostraron que son una comunidad distinta.

En el año 2018 se normalizó nuestro alfabeto y consensuamos nuestras grafías. Ahora falta la elaboración de libros y material educativo para las escuelas donde están los ashéninkas.

PUEDES VER Ministerio de Vivienda instalará conexiones de agua y saneamiento en tres comunidades de Amazonas

¿Los textos escolares no están en su idioma?

Están en asháninka. La mayoría de estudiantes podría decirse que están “asháninkados”.

Es como decir que el español y portugués son iguales.

Somos de la misma familia arawak, pero hay cosas que no entendemos. He palpado bien esta realidad cuando trabajé por primera vez en una comunidad asháninka por Urubamba. No entendía y mi compañero me decía “te está diciendo esto”. Una persona que no conoce puede pensar “son iguales”, pero en realidad no es así.

PUEDES VER Callao: estudiantes de primaria cantan el himno nacional en Asháninka

¿Consideras que la lengua puede desaparecer?

Sí, de hecho muchos ya no hablan. Los ashéninkas que hablan fluido y correctamente están en el Gran Pajonal. De ahí, todos hemos salido a distintos lugares por diferentes motivos. Cuando un asháninka y ashéninka se juntan hay un cruce de habla y se produce una mezcla.

El siguiente paso es la creación del material educativo.

Los padres se quejan con los profesores cuando llega el material en asháninka a las comunidades ashéninkas, pero la culpa está arriba, donde se está trabajando. Estamos esperando que nos llamen porque supuestamente este año elaboraríamos el libro, pero hasta ahora no sabemos nada. Nosotros lo necesitamos para trabajar.

PUEDES VER SERFOR ayuda a 136 familias awajún y wampis en comercialización de recurso natural

A los niños les enseñan las culturas incas y preíncas, mas no sobre las comunidades en nuestro presente.

Es importante conocer un poco sobre las costumbres para no hacer sentir mal a las personas. Cuáles son las vivencias y costumbres de cada pueblo. Es necesario saber el idioma para culturizarnos.

Video recomendado