Alessandra Vindrola: “Ahora no baso toda mi preparación en lo físico, sino en lo espiritual”

Redaccionlr
h
Alessandra Vindrola | Medalla de oro en karate

Empezó a practicar karate desde los 9 años. Actualmente tiene 24. Se viene preparando para su participación en los próximos Juegos Panamericanos Lima 2019.

La resiliencia es la capacidad emocional que sirve para recuperarse en medio de la adversidad. Así lo demostró Alessandra Vindrola que, tras sufrir una dura lesión que mermó su confianza, supo fortalecerse física y espiritualmente para participar en el Open Panamá y terminar ganando la medalla de oro. Su siguiente meta: los Juegos Panamericanos 2019 donde va por más.

¿Cómo empezaste en el karate?

Yo acompañaba a mi hermano en su entrenamiento. Un día me dijo: “¿Quieres meterte?”, y yo respondí “Sí”. Yo quería ganarle a mi hermano mayor porque soy súper competitiva. Además, tengo TDH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividad). Le recomendaron a mi mamá que pruebe con el karate o ballet.

¿Cómo eras de niña?

Muy activa. Hago deportes desde que tengo uso de razón. Los fines de semana hacía bicicleta, surf, básquet. Luego me pasaba a karate, hacía de todo. Imagina que era una persona callada, te miraba y no respondía, todo lo pensaba. Era calladísima hasta los 16 años. Ahora es distinto, ya hablo más. Mis entrenadores ahora dicen “Vindrola ya párala”, ja, ja, ja.

PUEDES VER Panamericanos 2019: conoce los rivales de la Selección Peruana de vóley para el certamen [FOTOS]

¿Cómo fue planificar practicar karate, el colegio o universidad?

Los estudios en el colegio y la universidad y el deporte los he llevado con igual importancia. Para mí eran lo mismo y los manejaba por porcentajes. Por ejemplo, si tenía un torneo cerca subía a 70% el karate y el 30% al colegio. Ya cambió cuando empecé a trabajar porque eran tres variables. Me costó, pero con el tiempo lo he sabido manejar.

El momento más difícil.

El año pasado tuve una grave lesión en el tobillo. Me dejó fuera todo el año pasado. Luego empecé a ganar torneos de nuevo, pero determinaron no llevarme al mundial y hasta hoy no me explico a qué se debió. Me dijeron: van ellos y punto. Tanto tiempo dedicándome a esto, hasta que tengo una lesión y me sacan del equipo. Fue durísimo, sobre todo porque se venían los Panamericanos.

PUEDES VER Selección peruana de básquet quedó fuera de los Panamericanos Lima 2019

¿Cómo fue tu participación en el Open de Karate de Panamá?

Poco antes de viajar también me doblé el tobillo entrenando, pero mi entrenador me dijo: “Véndate ese pie que mañana te quiero ver entrenando”. O sea mi tobillo me dolía horrible y estaba con miedo y pensé que de nuevo iba a quedarme fuera, pensé lo peor. Sus palabras para mí fueron un “vamos, vence ese miedo”. Me ayudó, finalmente gané el tope y viajé a Panamá donde gané la medalla de oro.

¿Qué recomendación le darías al que comienza un sueño u objetivo?

Que lo disfrute. Que no piense que va a ganar o perder, todo es consecuencia. Lo verdadero es encontrar placer en el camino más que en la meta.

¿Cómo te imaginas en 5 años?

Feliz. Siempre con Dios. No sé dónde esté, pero si es con Él, todo bien. Estoy evolucionando, ahora no baso toda mi preparación en lo físico, sino en lo espiritual.