• Impresa
  • La Contra
  • Libros
  • Literatura
Miercoles, 12 de Septiembre de 2018 | 8:8:00 am

Carlos Freyre: “Uno no toma decisiones militares en base a fantasmas”

La guerra que hicieron para mí es la nueva obra de Carlos Enrique Freyre, teniente coronel que matiza su deber patriótico con la de escritor, que le dio la popularidad y reconocimiento por la calidad de los paisajes expresados en su literatura.

¿Te cuesta trabajo escribir al ser teniente coronel? ¿Te concentras?

De concentración no, porque tengo bien marcados los tiempos en los que voy a escribir.

PUEDES VER Sually: “Buscamos ayudar a los niños en situaciones de emergencia”

¿Y cómo haces?

He podido encontrar un espacio para escribir, por lo que he tenido que renunciar a unas cosas

¿Cómo cuáles?

Como salir, por ejemplo. Ir al cine y ver televisión. Siempre tengo el problema que me dicen si vi una película, pero no la veo (risas).

¿Te has fugado para venir a La Contra?

Pido permiso y recupero el tiempo.

¿Te apoyan?

Sucede que hay situaciones tácticas que no me permiten salir y otras más administrativas que me permiten amoldar mi tiempo; sobre todo, porque ya conozco el proceso de cuando sale una novela.

Hablando de eso, ¿en qué te retó esta nueva obra?

Tenía clara la historia desde el principio, pero hay un poco de uno mismo que hay en el texto. Aunque trato de no escribir sobre mí. Me considero un tipo aburrido.

¡Todo lo contrario!

La vida militar te da la oportunidad de conocer gente muy diversa, en escenarios distintos, con costumbres muy diferentes y convivencias espectaculares.

Cuéntame.

Gente que no se puede apreciar en el día a día, pero cuando ya te detienes a observarlas te das cuenta de sus particularidades.

¿Otra percepción de la vida?

Exacto. Lo otro que vemos, el mundo espiritual paralelo, a la muerte, el comportamiento de los muertos, el tunche, el chullachaqui, terminan siendo reales para ti porque llegas a comprender a la otra persona.

¿Existen?

Una vez un teniente dijo que no quería cubrir su guardia. Le pregunté por qué no y dijo que era porque había un tunche, que es importante dentro de la cosmovisión de la selva.

¿Lo has sentido?

Yo escuchaba mucho estas historias, incluso antes de que me graduara de la escuela militar. Pero presencié en que un cuartel militar entero tuvo un tema con el tunche y no les creí y después me sentí atacado.

¿Te atacó el tunche?

Espero haya sido una pesadilla (risas).

¿Lo fue, realmente?

Quiero pensar que era pesadilla. Pero en mis recuerdos está que me sentía un poco mal. Luego, cuando he ido alternando en la selva ya tomo mis precauciones.

¿Trabajas con miedo?

Uno no toma decisiones militares en base a fantasmas, pero tienes el deber de creerle al otro y es fundamental para que nos entendamos en este tipo de sociedades.

¿Crees que personas como yo estamos condiciones de servir al país?

Sí, hay puesto (risas).

Qué puesto. ¿Reparto de agua?

Sucede que no todos los soldados están en la línea de fuego.

¿Carne de cañón?

Puedes llevar la munición.