Martín Riepl: “Esta generación siente que debe alzar su voz más allá de una publicación”

Richard  Gomero

El escritor y periodista habló sobre la determinante participación de los jóvenes en las manifestaciones contra Manuel Merino. Foto: captura/Latina
El escritor y periodista habló sobre la determinante participación de los jóvenes en las manifestaciones contra Manuel Merino. Foto: captura/Latina

El periodista de 90 matinal habló acerca de las manifestaciones organizadas por la generación del Bicentenario contra el régimen de Manuel Merino.

Martín Riepl, escritor y periodista de la edición sabatina de 90 matinal, conversó sobre la hazaña lograda por los jóvenes durante las protestas contra Manuel Merino.

El también colaborador de BBC Mundo en Perú fue parte de la larga cobertura iniciada el sábado 14 de noviembre, día en que se organizó la segunda marcha nacional para pedir la renuncia del político acciopopulista.

En declaraciones a La República, dio su opinión sobre los ahora denominados generación del Bicentenario y el rol que cumplieron en las manifestaciones.

Te convertiste en padre a mitad de año, ¿Cómo te sientes en esta nueva etapa?

La paternidad ha sido, durante todo este tiempo, como una suerte de luz a final del túnel. Es un año muy difícil para todos. En medio de tanta incertidumbre, mi única certeza era el deseo de regresar a casa para poder estar con mi hijo. Estoy feliz porque me convertí en padre. También he tenido que, de alguna manera, compatibilizar algunos sentimientos. No puedo ser ajeno a lo que mi trabajo me tiene al frente todos los días. El drama, la angustia, la crisis y la miseria. De alguna manera, mi hijo ha sido un enorme estímulo de esperanza y de positividad al saber que este año, pese a las dificultades, siempre puede traer cosas buenas.

Dijeron que la ‘generación de cristal’ no sale a la calle y solo está detrás de una pantalla de celular. Pero se demostró lo contrario y ahora se llama la generación del Bicentenario, ¿Qué opinión tienes al respecto?

Me encanta, me parece mucho más preciso. Creo que no solo la llamaban generación de cristal, sino generación de TikTok. Había cierto desdén o aire de superficialidad, pero este (nuevo nombre) está bastante adecuado a lo que han demostrado. Esta generación finalmente siente que debe elevar su voz más allá de una publicación, mensaje de Whatsapp o ‘tagueo’. Me recuerda mucho a mis años universitarios, cuando me toco vivir la marcha de los 4 suyos. La fuerza que tiene la juventud, no importa de qué generación hablemos, es algo que siempre debemos de recordar. (...) Generación del Bicentenario me parece un término adecuado que le da a ustedes la relevancia, el nivel y proyección que se merecen.

Estamos en un cambio generacional que motiva a los jóvenes a participar en la política. ¿Es un indicativo de que estamos comprometidos con la realidad del país?

Yo creo que sí. Ustedes fueron los responsables de este cambio. El compromiso con la política es natural de todos los seres humanos. De hecho, hay una frase que me parece interesante: “Aquel que no se involucra en política está condenado a ser gobernado por los peores”. Es verdad, el hombre no deja de ser un animal político, no importa la edad que tengas. Ustedes se han sentido empoderados, pero no solo por la sensación de sentir que su voz está siendo escuchada, sino por datos muy concretos. Las personas de entre 18 y 39 años somos parte del 50% del padrón electoral. La mitad de los electores. Ha resultado tan necesario el que se eleve su voz. Creo que se ha desarrollado, ni siquiera una pequeña, sino una gran revolución en nuestro país que debemos mantener.

¿Las multitudinarias marchas en todo el país fue el factor determinante para que se generen estos cambios?

Sin duda. Yo creo que estos cambios no se hubieran generado, o al menos no así de rápido, si es que en la calle no se hubieran movilizado. Aquellos que dicen que las movilizaciones no sirven es porque no saben nada. La gran mayoría de logros sociales, a nivel mundial, han sido alcanzados a través de movilizaciones y manifestaciones multitudinarias. Empezando, por ejemplo, con las 8 horas de trabajo y el voto de la mujer. Muy pocos derechos sociales se han ganado a través de los canales institucionales y usualmente son las protestas las que consiguen estos grandes logros.

Algunos medios fueron cuestionados por la falta de cobertura a las marchas. En anteriores acontecimientos importantes sí se interrumpía la programación...

Es complicada la logística para mover una pauta televisiva. Pese a las complejidades, Latina —el canal donde trabajo— inventó un noticiero donde no lo había. Y estuvimos de largo durante horas y horas, hasta la madrugada. Cuando la gente habla de que no cubríamos las manifestaciones, yo en absoluto siento que están hablando de mi trabajo y el de mi canal. No me siento aludido. Es evidente que no han visto la programación puesta al aire. Yo mismo estuve ahí 5 horas seguidas, al igual que mis otros compañeros, incluso sin presentador. Hemos estado en las manifestaciones cuando estas se han desarrollado.

Hay que tener mucho cuidado porque así como muchos manifestantes decían que nosotros estábamos criminalizando la protesta, había otros diciendo que estábamos promoviendo la protesta. Nos criticaban de un lado y el otro. Como periodistas, debemos ser escrupulosos con lo que ponemos al aire. Hemos tratado, en lo posible, de alcanzar aquel ideal que se llama objetividad. Hemos puesto lo mejor de nuestro conocimiento basado en la experiencia para poner contenidos que reflejen lo que realmente estaba sucediendo. Nuestro trabajo tiene cierto filtro en beneficio de la verdad, y eso es beneficio de nuestros televidentes.

¿Cree que los programas de espectáculos deberían hablar de temas coyunturales? Fueron muy criticados por eso y deslizaban cierta desinformación.

Personalmente, me parece que cada espacio tiene su especialidad. Soy de la idea de que los contenidos relacionados con la prensa debería manejarlo un área especializada, y los contenidos a espectáculos aquellos que se han dedicado a esto. Y que conozcan el tema. Entiendo la crítica de quienes consideran que los programas de espectáculos hayan manejado ciertos temas a la ligera. Es una crítica que comparto. Creo que por respeto al televidente, si vas a abordar temas de esta relevancia, requieres estar preparado para hacerlo.

Hay mucho que contar sobre Martín Vizcarra, ¿habrá un nuevo libro del expresidente?

Todo lo que ha pasado, luego de ponerle punto final al libro, amerita a no sé si uno o dos, en realidad. Pero creo que no. Ahora estoy escribiendo uno que va a recoger todo lo que está pasando en este momento. A veces siento que nuestra política es una tragicomedia que busca el autor, y mucho de lo que ha sucedido amerita más de un libro. Estoy en otro proyecto que seguro recogerá mucho de lo que ha pasado.

¿Cuál es el principal objetivo de Francisco Sagasti con los jóvenes en este gobierno de transición?

El primero es garantizar elecciones transparentes; segundo (tiene) el enorme deber en la lucha contra la pandemia en el país. Hay que priorizarlo. El tercer y gran desafío es tratar de frenar, y en lo posible, revertir la crisis económica. Es el presidente quizá más longevo que hemos tenido y ha decidido dirigirse a los jóvenes. Eso lo valoro mucho. Creo que los debe escuchar mucho. Hay un par de guiños que dijo en su mensaje. La primera es sobre el cambio climático. Eso no suele ser un tema de conversación en las generaciones mayores. Tampoco una preocupación primordial que sí la hay en los jóvenes. Y él se refirió a eso. La otra es el empleo que a la juventud, en este momento, le preocupa más.

Más allá de que su principal deber sea reconciliar un país fragmentado, creo que uno de los más grandes, aunque tiene poco tiempo para hacerlo, es el de permitir a los jóvenes sentirse representados y escuchados. Es un desafío difícil pero no imposible.

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes del entretenimiento nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.