Verónica Castro: “Era renovarse o morir”

Retorno por Netflix. La icónica actriz mexicana conversó con La República sobre su regreso a la pantalla después de siete años, y cómo se atrevió a hacerlo a través del streaming. “Esta es su nueva forma de hacer melodrama”, dice.

10 Ago 2018 | 8:18 h

Retorno por Netflix. La icónica actriz mexicana conversó con La República sobre su regreso a la pantalla después de siete años, y cómo se atrevió a hacerlo a través del streaming. “Esta es su nueva forma de hacer melodrama”, dice.

Por: Janet López (Enviada especial a México)

Verónica Castro hará su debut hoy en la plataforma Netflix con un osado personaje en la serie “La casa de las flores”, una producción de 13 episodios, donde se combinan el drama y el humor.

Tras protagonizar exitosas telenovelas en los 80, la actriz tomó la decisión de alejarse de la pantalla chica para dedicarse a su familia. Sin embargo, su ausencia solo fue una larga pausa (siete años) que termina hoy con “La casa de las flores”, serie con la que no solo hará su debut en streaming sino que, además, asumirá un rol totalmente alejado de sus más recordador personajes como Rosa (en “Rosa Salvaje”), Mariana Villarreal  (“Los ricos también lloran”) o María Elena (El derecho de nacer”).

PUEDES VER Revelan tráiler de "La casa de las flores", nueva serie de Netflix [VIDEO]

Bajo las órdenes del productor mexicano Manolo Caro, Verónica Castro interpreta a Virginia de la Mora, matriaca de una familia que aparenta ser perfecta. Ellos tienen el reconocimiento de su entorno social por ser los dueños de una prestigiosa florería. Pero cuando Virginia descubre la muerte de la amante de su esposo, una serie de secretos que guarda cada uno de los integrantes de su familia saldrán a la luz, resquebrajando la buena imagen que tienen en la sociedad.

Desde México, en donde se realizó la presentación oficial de Netflix, la actriz conversó con La República, durante su roadtable, sobre su personaje, su debut en la plataforma y sus futuros proyectos.

¿Por qué estuviste alejada de la actuación por casi una década?

La verdad, porque no aparecía algo que me llamara la atención. Lo buscaba, incluso en otros países, estuve viajando a Chile, Argentina, estuve dando vueltas, pero nada me jalaba. Es que la televisión está cambiando y verdaderamente ¡ajjj! No me está gustando lo que están haciendo.

¿Cómo estás viviendo este retorno al estar nuevamente inmersa en las largas jornadas de grabaciones y dando entrevistas?

Es lo mismo de siempre con 50 años más…Peri tengo mucha alegría y mucha emoción, no sé qué va a pasar, esto es una novedad para mí, me siento emocionada y me muero de ganas de saber qué piensa la gente joven que no me conoce, y qué van a pensar mis viejos de antes.

¿De qué manera te conquistó el personaje de Virginia para que decidas volver?

¡Nadie me conquistó! Yo tenía una idea completamente diferente de la serie de del personaje. Manolo me la presentó diferente y obviamente me dijo mentiras. Dijo que iba a interpretar una mamá amorosa, dueña de una florería importante y a mí me pareció una maravilla trabajar con flores porque las amo, entonces me dije ¡qué padre!, me preparé, tomé clases sobre las flores para aprender a cortarlas y ponerme mi mandil, y a la hora de la hora no me dejaron ni ponerme una flor encima, ¡nada!

¿Fueron cómodas las grabaciones?

Sí, peri es muy diferente a las telenovelas que es un mundo muy rápido y que hacer todo para que parezca verdad. Pero aquí sí tiene que ser una verdad, es un mundo mucho más real y con temas que era imposible tocar en telenovelas.

Precisamente, con tu personaje de Virginia te vamos a ver vendiendo marihuana, algo que nunca hiciste en la televisión tradicional…

Sí y estoy muy preocupada con mis viejos, con mi gente que tenía cautiva. No sé si ellos verán Netflix, pero nunca he querido dar un mal ejemplo en la televisión. Y ahora con Virginia siento que estoy dando todos los malos ejemplos….Me costó mucho aceptarlo, pero eso están pidiendo la gente y no me puedo echar para atrás y espantarme y apagar Netflix. Era renovarse o morir.

En la serie también cantas, y un tema de tu hijo Christian Castro, ¿lo disfrutaste?

Eso lo disfruté, para qué mentir, lo gocé. Se lo comenté a Christian y se alegró mucho con el productor, se puso muy contento.

¿Qué ha sido compartir escenas con una nueva generación de actrices?

Esta nueva generación son chicas divinas, se la saben todas son muy rápidas, ¡malditas escuinclas, las odio! Son todas flacas, divinas y sin arrugas, y además cuando hablan no lo hacen como nosotras las actrices, gesticulamos y nos arrugamos todas. Ellas no hacen muchos gestos, no se arrugan…Tengo muchas cosas que aprender de la juventud que viene bien preparada.

‘La casa de las flores’ podría tener una segunda temporada, ¿te gustaría continuar con el personaje?

¡No, no, no! ¿Cómo regresaría Virginia, cómo la querrían ver?

¿Pero no te gustaría continuar en la plataforma con otro proyecto?

Eso sí, ya me solté y ya aflojé, así que lo que pidan los milenios.

¿Qué reflexión tienes sobre ese debut?

Es una locura, es como pasar de la puerta de un mundo desconocido. Entré pensando ¡híjole, a ver si me gusta y a ver si funciono!, porque puede pasar que no funcione o que esta forma de trabajar no vaya con mi forma de ser. Me sentí toda rara la verdad, pero con mucha tentación de probar.

¿Crees que Netflix está rescatando el melodrama de la televisión tradicional?

Sí, y eso es genial y todavía hay mucho por hacer. Si se empieza a escavar en nuestra basura y la de toda Sudamérica y Centroamérica vamos a tener unos temas arrolladores, mucho más que los americanos.

¿Sientes que con este retorno estás viviendo un nuevo comienzo en tu carrera?

Claro que sí. Es una nueva forma de hacer melodrama, comedia o lo que sea, pero totalmente bien hecho y con temas modernos. Ojalá al público les encante “La casa de las flores”. Verdaderamente estoy preocupada por los milenios porque quiero ser su amiga.

Seguramente aumentarán tus seguidores en las redes sociales, ¿sueles manejarlas?

Sí, las amo, es la mejor manera que puedo aparecer en la vida para tocar a la gente de otros países que antes, en mis 50 años de carrera, no lo pude hacer. Ahora les puedo contar cómo soy, qué me gusta. Contarles mis chismes, mis verdades y mis mentiras de toda la vida es como un desfogue.

El DATO

La casa de las flores. Además de la gran Verónica Castro, también participan en el elenco Aislinn Derbez, Cecilia Suárez, Juan Pablo Medina, Paco León y Sheryl Rubio.

 

Te puede interesar