VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo RETIRO AFP - Todo lo que debes saber sobre la ley firmada ayer por Pedro Castillo

Elecciones 2021: matices del apoyo que impulsaría a los candidatos

Aproximación a regiones. Especialistas coinciden en que no hay favoritos claros en Lima, el norte, el centro ni oriente, pero sí algunas presencias mayores. La desafección prevalece también en las diferentes zonas, a un mes de emitir el voto.

En las macrozonas de la encuesta IEP (Lima Metropolitana, el norte, sur y oriente) predomina la desafección, quienes no quieren y quienes no saben por quién votar. Foto: composición
En las macrozonas de la encuesta IEP (Lima Metropolitana, el norte, sur y oriente) predomina la desafección, quienes no quieren y quienes no saben por quién votar. Foto: composición
David Pereda

En las diferentes zonas del país, hay matices sobre las preferencias electorales que catapultan a los candidatos presidenciales más expectantes. La reciente encuesta telefónica nacional del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), investigación realizada para La República, nos aproxima a la situación de los postulantes en carrera desde distintos sectores del electorado.

En Lima Metropolitana, el norte peruano, el sur del país y el oriente, las denominadas macrozonas por el estudio del IEP, predomina la desafección: destacan quienes no quieren votar por ninguno de los candidatos presidenciales y quienes no saben a quién apoyar. Los postulantes más favorecidos tienen respaldo muy bajo, salvo pocas excepciones, si lo comparamos con momentos similares en anteriores procesos electorales (a un mes de la emisión del voto).

En Lima Metropolitana, los candidatos más beneficiados por los encuestados por el IEP son Yonhy Lescano (13,4%), Rafael López Aliaga (13,4%), Hernando de Soto (10,1%), Keiko Fujimori (8,7%), George Forsyth (7,6%), Daniel Urresti (6,4%) y Verónika Mendoza (5,3%).

En zonas del norte de nuestro país, son Fujimori (11,3%), Lescano (10,8%), César Acuña (9,4%), López Aliaga (8,4%), Forsyth (6,6%) y Mendoza (6,1%).

En el centro peruano, favorecieron más a Lescano (13,0%), López Aliaga (7,2%), Forsyth (6,8%), Mendoza (6,3%), Fujimori (4,4%) y Hernando de Soto (4,4%). En el sur, Lescano (19,3%), Mendoza (10,4%), Pedro Castillo (8,0%), Forsyth (5,6%), López Aliaga (4,8%) y Ollanta Humala (4,4%).

En el oriente, el respaldo fue más hacia Lescano (13,1%), López Aliaga (10,2%), Mendoza (8,1%), Forsyth (6,7%), Castillo (4,8%) y Daniel Urresti (4,2%).

El apoyo a López Aliaga también destaca en los niveles socioeconómicos A, B y C. Es decir, entre los más acomodados y en la clase media.

Fujimori tiene más apoyo en los niveles socioeconómicos D y E, donde se cataloga a los más pobres, y de los clasemedieros.

De Soto aparece con más apoyo en los niveles A, B y C (ricos y clase media), entre los más jóvenes y en zonas urbanas.

Explicaciones

“El predominante apoyo electoral a López Aliaga y a Hernando de Soto en Lima Metropolitana coincide con que ambos candidatos no tienen temas como la inclusión social y la descentralización como asuntos centrales de sus agendas políticas”, dice la politóloga Marylia Cruz, profesora de la Universidad Católica del Perú (PUCP).

La situación en el norte se condice con lo que ya ha ocurrido en varios procesos electorales luego de que el Apra perdiera otrora bolsón.

“Que los norteños apoyen más a Acuña y a Keiko no sorprende si vemos las anteriores elecciones del 2020, en que el fujimorismo y APP han cubierto el espacio electoral que solía ocupar el Apra en otros tiempos”, advierte Cruz.

Con los sureños, en tanto, se vislumbra una conexión entre candidatos con respaldo y las expectativas de la población.

En el sur, hay mayor preferencia por Lescano y Mendoza, y son las opciones que tienen en su agenda temas de inclusión social y mayor presencia del Estado en el territorio, estos puntos son claves por la geografía electoral. Allí hay mayores niveles de pobreza, necesidades básica insatisfechas, es decir, una demanda más alta por inclusión social”, anota Cruz.

Para la politóloga, esta agenda podría favorecer a estos postulantes también en el oriente.

“Allí la intención de voto favorece a Lescano, López Aliaga y Mendoza. Por los ejes temáticos de cada una de las candidaturas, Lescano y Mendoza tienen mayor oportunidad de aumentar apoyo electoral”, dice.

Sin embargo, como ocurre a nivel nacional, estos respaldos son todavía muy bajos y eso da espacio a varias posibilidades de cambios hasta el 11 de abril.

“En todas las macrozonas, la mayoría de electores aún no tiene seleccionado un candidato; en cada uno de estos espacios la suma de los que declaran que no votarán por ningún candidato y los que no saben o no opinan son la fuerza mayoritaria”, indica el politólogo Leonidas Ramos, profesor de la Universidad de San Marcos y la PUCP.

“Esa respuesta no es una consigna, es más bien un estado en el que tienen la preocupación y la atención en otro lado a causa de la pandemia y su afectación en las finanzas personales”, aduce el académico.

Sin favorito

Además, no hay un favorito indiscutible en Lima, el norte, el oriente ni el centro. Los candidatos que ocupan los primeros lugares de la encuesta son una suerte de pelotón en que cualquiera se puede desmarcar.

“A excepción del sur, en las demás macrozonas no existe una claridad en la diferencia en los primeros cuatro lugares. Esto indica que cuatro de las cinco macrozonas son campos abiertos en los que cualquier candidato ubicado en las primeras cuatro primeras posiciones podría obtener el primer y el segundo lugar”, alega Ramos.

Tampoco hay una identificación de un candidato con una solo macrozona. “Varios se muestran favoritos en varias de ellas. Lescano recibe fuerte apoyo en Lima, el sur, en el oriente y el centro; López Aliaga en Lima, en el norte y en el oriente; Fujimori en el norte y en Lima; y Mendoza en el centro, sur y oriente”, destaca el especialista.

El politólogo Alonso Cárdenas, profesor de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM), advierte una complicación de Mendoza en el sur y las zonas rurales, que la respaldaron en las elecciones del 2016.

“Cabe destacar lo de Pedro Castillo. Tiene un nada despreciable 8% en el sur y un 5% a nivel rural con tendencia alcista. Si Mendoza quiere evitar el mismo trago amargo del 2016, cuando Gregorio Santos tuvo el 4% y evitó su pase a segunda vuelta, debe instruir a sus asesores políticos para que algo hagan con este rival”, sostiene.

También ensaya una explicación posible sobre el relativo arraigo de López Aliaga ya no solo entre los más acomodados (niveles socioeconómicos A y B), sino también en la clase media (nivel C), según este sondeo.

“Una hipótesis es que la clase alta se ha beneficiado enormemente del modelo económico, recordemos la publicación de Bloomberg. En relación con la clase media, puede existir la percepción de que al ser RLA un empresario, puede generar empleo, lo que ahora urge”, aduce.

De este modo, la mirada a la situación en Lima, el norte, el sur y el oriente permite aproximarnos a los matices en las preferencias electorales. Esta evaluación se hace también en los equipos de los candidatos para trazar próximas estrategias, unas con más éxito que otras, pero aún sin descollamientos.

La posibilidad de que Forsyth frene su caída

Según Ipsos, Yonhy Lescano se consolida en primer lugar, Forsyth detiene su caída, López Aliaga crece, Fujimori se estanca y Mendoza cae.

“En general, el panorama es similar al de otras encuestas (...) Muchos ‘cambios’ están dentro del margen de error (2,8%)”, tuiteó el politólogo Paolo Sosa.

Al comparar tendencias entre encuestas, dijo que “más allá de las diferencias, hay varios elementos comunes. Es temprano para hablar de un “freno” en la caída de Forsyth. No es imposible, pero esperemos”.

Reacciones

Marylia Cruz, politóloga, PUCP

“En el sur, hay mayor preferencia por Lescano y Mendoza, y son las opciones que tienen en su agenda temas de inclusión social y mayor presencia del Estado en el territorio, puntos claves en cuanto a esa geografía electoral”.

Leonidas Ramos, politólogo, UNMSM

“La mayoría aún no tiene seleccionado un candidato. Esa respuesta no es una consigna, es más bien un estado en el que tienen la preocupación y la atención en otro lado por la pandemia y su afectación en las finanzas”.

Alonso Cárdenas, politólogo, UARM

“Castillo tiene 8% en el sur y un 5% a nivel rural con tendencia alcista. Si Mendoza quiere evitar el trago amargo del 2016, cuando evitó su pase a segunda vuelta, debe instruir a sus asesores políticos para que algo hagan”.

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.