Regresar aLogo La RepúblicaVolver a LaRepublica.pe

Hernando de Soto, el candidato que se esfuerza pero no avanza

David Pereda,Pamela Palacios,

De Soto postula a la presidencia por el partido Avanza País. Foto: La República
De Soto postula a la presidencia por el partido Avanza País. Foto: La República

Futuro incierto. A poco más de dos meses de las elecciones generales, el exasesor de Fujimori no satisface expectativas de sus seguidores más entusiastas. Intenta hacer una campaña digital, pero no termina de conectar.

Hernando de Soto, recordado por haber sido asesor del fujimorismo, no destaca ni lidera las encuestas de preferencias electorales para la presidencia del Perú. Aunque es posible que el candidato de Avanza Perú esté en la disputa por el segundo lugar, su respaldo es bajo, como el de sus rivales menos laureados, en una campaña donde en los electores predomina la indecisión y el rechazo a la oferta electoral, y la dispersión de las intenciones de voto casi deja chance a cualquier postulante más o menos reconocido.

“Tengo el alto honor de presentar al peruano más ilustre de las últimas décadas, quien tomó la decisión histórica de presentarse a las elecciones presidenciales”, exclamó Kristopher Panana, coordinador de juventudes del partido Avanza País al dar pase a su candidato presidencial el último viernes 22 en un mitin dado por Facebook.

“Hernando entra a la cancha”, fue el eslogan lanzado en ese primer mitin virtual. De Soto adujo que había estado ocupado acabando su plan de gobierno.

En los siguientes días tuvo actividades sin gran impacto. El martes 2, el partido expresó que “ahora sí se inicia la campaña” al saber que el Jurado Nacional de Elecciones había archivado una tacha a su líder. Ya dejaban atrás errores como cuando De Soto presentó una supuesta encuesta del gobierno que lo ponía primero, lo que fue desmentido.

En la reciente encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), un 5.6% de los consultados votaría por De Soto. Lo superan George Forsyth, con un 13.3 de las preferencias; Verónika Mendoza, con un 8.2%; Yonhy Lescano, con un 7.1%; y Keiko Fujimori, con un 6.7%.

En una reciente encuesta del IEP De Soto tuvo un 5.6% de intención de voto. Foto: La República

Pero al considerar los márgenes de error (2.8 puntos), la posibilidad más optimista para De Soto es que esté en el segundo lugar con un 8.4% y la más pesimista que apenas tenga un 2.8% de apoyo.

Su experiencia y preparación le favorecen: una mitad de quienes votarían por él lo harían principalmente por esa razón, según el sondeo del IEP.

Para un 28% de los que lo elegirían, el motivo principal es que le reconocen liderazgo o les a confianza, detectó este mismo estudio.

Igual, pese al bajo respaldo, destaca entre los más acomodados (un 11.2%), quienes se identifican con la derecha (un 9.8%), los que tienen educación superior (un 8.6%), la clase media o nivel socioeconómico C (un 7.2%) y Lima metropolitana (un 7.2%) , según la encuesta del IEP.

En contra, De Soto tiene que es poco valorado como alguien que conoce los problemas del país: apenas un 1% de quienes lo respaldan lo harían principalmente por ello, según la investigación del IEP. Además, solo 4% de quienes votarían por él lo harían por sus propuestas como razón principal.

Otra desventaja es que su partido casi no tiene respaldo para el Poder Legislativo: apenas un 0.9% votaría por Avanza País para el Congreso. Es decir, parece difícil que haya siquiera una bancada.

El “voto duro” de De Soto también es muy bajo: solo un 2% definitivamente votaría por él, en la encuesta de Ipsos de enero.

Le toca emprender un mejor trabajo para poder avanzar.

Infografía - La República

Su cercanía con el fujimorismo no lo ayudará en su campaña

Enfoque por: Carlos Fernández F., politólogo, UARM (*)

Hernando de Soto, a sus casi 80 años, es un conocido tecnócrata internacional, pero también un destacado intelectual. Ha escrito dos libros bastante difundidos y discutidos abordando el problema y solución al fenómeno de la informalidad.

Sin embargo, no se le conoce en Perú resultados exitosos en su faceta de asesor internacional que puedan dar fe de sus recetas publicitadas. Pese a ello, en nuestro país Hernando de Soto irradia una imagen de una persona preparada que lo favorece en esta campaña electoral.

Probablemente, el haber sido asesor de Alberto Fujimori y haber apoyado a Keiko Fujimori en dos campañas electorales, no lo ayudará mucho y lo hace aparecer como un candidato de derecha. Además, su estrecha cercanía con la familia Fujimori provocó que el conocido diario El Nuevo Herald, de Estados Unidos, afirmara que Hernando de Soto era “percibido como la fuente ideológica del fujimorismo”.

Esta cercanía al fujimorismo coloca a este postulante presidencial del partido Avanza País en una franca disputa de votos con su ayer asesorada Keiko Fujimori. Pero no solamente tendrá que competir por los votos de la derecha con Keiko, sino además con candidatos tan disímiles como Rafael López Aliaga y César Acuña Peralta.

(*) Coordinador, Maestría en Ciencia Política de la U. Ruiz de Montoya

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.