EN VIVO - ADT Tarma vs. Alfonso Ugarte: sigue el minuto a minuto del partido por la final de Copa Perú EN VIVO - Balón de Oro 2021: conoce al mejor futbolista de esta temporada

Actuación en el Congreso podría restar votos a partidos

Proyecciones. ¿Qué nos pueden decir los votos del 2020 para conformar el actual Congreso en referencia a las elecciones generales del 2021? Tres expertos consultados advierten, con matices, que las decisiones tomadas en este periodo legislativo podrían afectar un caudal electoral que algunos creían seguro.

Consecuencias. Algunos electores no votarán por los mismos partidos que eligieron en enero. Foto: Andina
Consecuencias. Algunos electores no votarán por los mismos partidos que eligieron en enero. Foto: Andina
Alexandra  Ampuero

Los resultados de las elecciones de enero del 2020 para elegir un Congreso complementario dejaron un país fragmentado por la alta oferta política. La misma que habrá para la contienda del 2021. La pregunta ahora es ¿qué tanto estos resultados se repetirán en las próximas elecciones generales? ¿Influirá en las cifras lo que se hizo en este periodo legislativo, como las medidas de corte populista y los varios intentos de vacancia presidencial?

Tanto la contienda de enero como la de abril del siguiente año serán a nivel nacional y medirán el trabajo de bases de los 24 partidos inscritos. Sin embargo, mientras que una fue congresal y no se valió explícitamente de una figura o líder, salvo los cabezas de listas, esta vez la dinámica de la campaña estará centrada más en su figura presidencial. Y este aspecto también podría cambiar el rumbo de los resultados.

Figura presidencial

La politóloga de la UNMSM Marisol Cuéllar dice que en la dinámica electoral peruana, la figura presidencial genera efecto de arrastre y en el 2020 no teníamos eso. “Los que arrastraban un poco eran, quizá, los números 1 de la lista, pero eso no alcanza para predecir una elección presidencial”, refiere.

En esa línea, el politólogo de la PUCP Fernando Tuesta opina que “la variable más importante en un sistema como el nuestro, altamente personalista, es el candidato presidencial”. De ambas opiniones se deduce que habrá varios cambios en las tendencias.

Uno de los partidos que más puede reflejar este cambio de variable es Fuerza Popular (FP), que solo obtuvo presencia en Piura y ahora, con la figura de Keiko Fujimori a la cabeza, tienta un resultado más amplio. Cuéllar afirma que FP se valdrá del voto duro de sus simpatizantes.

“Son gente que siempre va a votar por ellos, que no necesariamente te lo dirán pero sí lo harán cuando acudan a las urnas. Piura es una muestra de eso y le da un buen antecedente a su trabajo de bases, al margen de lo que pase en otras regiones”, explica.

La contraparte a este argumento es el sostenido 8% que mantiene el partido fujimorista en las encuestas. No se sabe si la figura de su lideresa logrará levantar ese bajo porcentaje.

Un caso similar replica Podemos Perú, que solo ganó en Lima y gracias a su número 1, Daniel Urresti. En este caso sí se cumple lo dicho por Cuéllar al inicio de esta nota. Para algunos partidos, los cabezas de lista fueron capaces de levantar todo el voto.

Y siendo Lima la región con más peso en la repartición de escaños, era lógico que Podemos resultara como uno de los partidos más votados. Sin embargo, para este partido pesará más la variable del desempeño en el Congreso actual.

“Si bien sus proyectos de ley han sido de corte populista, no les alcanzará para crecer. Es un partido bastante metropolitano y concentrado en Lima, por lo que no habrá tanta variación”, dice Cuéllar.

Por otro lado, el especialista en comunicación política Ricardo Sifuentes observa que las discrepancias públicas entre Urresti y su bancada parlamentaria no responden a que estén cuidando su figura presidencial.

José Luna encabezará la lista parlamentaria para lograr la inmunidad, el resto de cosas no serán tan prioritarias como esta”, afirma Sifuentes.

Es decir, la candidatura presidencial de Urresti no será la prioridad de Podemos Perú en estas elecciones. Esto, en parte porque Urresti ha desgastado su participación política. Y, como añade Sifuentes, “en las elecciones peruanas funciona muchísimo el tema del desgaste. Aquí la gente termina votando en los últimos días por el candidato que se puso de moda en ese momento”.

Desempeño congresal

Así como a Urresti este último periodo lo viene desgastando como figura política, a otros candidatos de otros partidos les sumará en sus candidaturas.

Tuesta sostiene que “el hecho de que ya estés, como partido, en el Congreso, te da un nivel de visibilidad, porque la gente ubica a los partidos, recuerda nombres. Y aunque nada es determinante, sí hay un posicionamiento político”.

No obstante, el politólogo señala que no está seguro si la gente sigue con detenimiento las idas y venidas del Congreso, salvo en cosas muy generales.

“No sé si lo sigue de tal manera que pueda asociar el mal desempeño con Acción Popular, algo que sí pasó con Fuerza Popular”, indica Tuesta.

De esto, se deduce que no podría haber gran afectación en la intención de voto de algunos partidos, entre el 2020 y el 2021. Sin embargo, Cuéllar alega que la afectación puede venir de este lado porque “los partidos no han hecho vida partidaria, no han buscado llvegar a la gente”. Esto último porque este lapso parlamentario estuvo sujeto a la inmovilización producto de la pandemia.

Por eso, para Cuéllar, si el partido ha cumplido bien su función, tendrá prensa que le permitirá llegar a los ojos y oídos del país, y de esa manera contrarrestar el contacto cero que significará esta campaña.

De otro modo, sí les pasará factura. La politóloga pone el ejemplo de lo sucedido con el presidente y los intentos de vacancia.

“Los partidos a favor tendrán un impacto negativo, sobre todo por cuál fue la percepción de los peruanos frente a la vacancia”, afirma.

Para Sifuentes, “importa más qué han estado haciendo y diciendo los líderes de los partidos”.

Aunque el analista cree que será un aspecto menor, no descarta el recuerdo que construya cada partido con presencia en el Congreso. “Las bancadas con cierta lógica están apelando a un voto retrospectivo sobre su propio desempeño. Todo depende de cómo elaboren un recuerdo emocional/racional de lo que hicieron”, sostiene.

Voto macrorregional

Como se observa en la infografía de esta nota, Unión por el Perú (UPP) fue el único partido que estuvo cerca de obtener un voto macrorregional condensado, en la mayoría de departamentos del sur del Perú .

Ahora, ese electorado también lo disputará fuertemente Verónika Mendoza.

Al parecer, no hay una constante clara que se pueda replicar de otras elecciones en el 2021.

Partidos que no pasen la valla desaparecerán

El electorado se enfrentará a una campaña voraz en la que los partidos definirán su futuro. Si no alcanzan el 5% y 5 escaños en el Congreso, no pasarán la valla electoral y perderán la inscripción ante el Jurado Nacional de Elecciones.

Tuesta proyecta que el 2021 habrá mucha concentración de votos. “De los nueve partidos, en número van a estar en 5% o 6%, eso quiere decir que muchos partidos van a desaparecer”, anticipa.

“Los partidos históricos están en riesgo altísimo. El Apra y el PPC tienen que hacer un esfuerzo muy grande. Por eso el PPC necesitaba una alianza electoral”, añade.

En el Frepap, para Tuesta el no tener candidato presidencial es una desventaja enorme. “Tiene un núcleo muy duro, pero no estoy seguro de que eso les permita superar la valla”, finaliza.

Reacciones

Fernando Tuesta, politólogo de la PUCP

“No es antecedente que haya que tomarlo como base principal, pero siempre hay que mirar la elección anterior. En algunos casos, para ver continuidades, en otros para ver cambios. Este caso es intermedio”.

Marisol Cuéllar, politóloga de la UNMSM

“El impacto del 20 al 21 ha sido mínimo. La base electoral será la de enero. Ha habido poco tiempo para que los partidos hagan trabajo de bases y lleguen a las regiones en donde necesitan tener presencia”.

Ricardo Sifuentes, especialista en Comunicación Política

“Muchísimo del voto en Perú depende de la baja identificación partidaria de los electores, donde una misma persona puede estar votando por un aspecto ideológico y en otra elección, por otro”.

Las cifras

11 millones es el estimado de electores hábiles para las elecciones de abril.

73% fue el promedio de participación ciudadana en las congresales de enero.

(infografía)

Newsletter Política LR

Suscríbete aquí al boletín Política La República y recibe a diario en tu correo electrónico las noticias más destacadas de los temas que marcan la agenda nacional.