Economía

Arequipa es el centro de la huelga camionera

Peligro. De prolongarse la medida de fuerza, la Ciudad Blanca podría quedarse sin combustible. No hay pescado, escasea la fruta y grifos colocan letreros de “agotado”.

Vía Arequipa-Puno. Clave para traslado de minerales. Foto: La República
Vía Arequipa-Puno. Clave para traslado de minerales. Foto: La República
LR Sur

La huelga de camioneros se radicalizó en la región mistiana. Desde el inicio de la medida de fuerza-el lunes pasado- tienen tomada la Panamericana Sur, Km 48. La noche del miércoles también bloquearon el ingreso de Yura, salida hacia Cusco y Puno. Arequipa quedó aislada.

Vehículos menores y buses de pasajeros pueden circular. En cambio, los camiones de carga con abarrotes, verdura, materias primas están varados. Los camiones cisterna cargados de combustible han corrido la misma suerte.

El premier Aníbal Torres calificó de “intransigentes” a los camioneros en huelga. Por su lado, el presidente Pedro Castillo Terrones el último jueves puso su cuota de exacerbación. Aseguró que quienes persisten en la medida son “dirigentes malintencionados y cabecillas pagados”. Aunque, contradictoriamente, aseguró que acudiría a dialogar con los manifestantes.

Ayer por la tarde, los huelguistas dejaron pasar a sus colegas que llevaban productos perecibles: frutas y verduras. Esto con el fin de que no pierdan su capital. La idea, explicó Magno Salas Montiel, vicepresidente del Gremio Nacional de Transportistas Camioneros (GNTC), es que se acoplen desde hoy a la medida de protesta. Además la acción ayudará a que la población pueda abastecerse de estos productos el fin de semana.

El presidente de los Comerciantes Mayoristas de Frutas de la plataforma comercial de Río Seco, Cristóbal Huayapa Mamani, aseguró que los precios de los productos no han subido. Esto porque los comerciantes no pueden perder ventas y arriesgarse a perder su capital. El dirigente advirtió que si los camiones de fruta que llegan de regiones del norte y oriente siguen varados el desabastecimiento podría sentirse la próxima semana.

Pero el mayor problema que afrontan estos comerciantes mayoristas es la falta de compradores. Sus clientes son los comerciantes que llegan de otras regiones del sur para llevar la fruta hasta sus mercados. “No pueden cruzar los bloqueos porque vienen en camiones. El riesgo es que la fruta se malogra rápido. Por eso no podemos subir los precios, para que se venda rápido en la ciudad”, agregó Huayapa.

Vía Arequipa-Puno. Clave para traslado de minerales. Foto: La República

Para los cisternas de combustible no hay tregua. Salas Montiel indicó que este es un daño inevitable en una medida. “Lo que pasa es que dependiendo del tamaño de las estaciones de servicios, pueden estar abastecidas entre 4 y 10 días”, explicó.

Y efectivamente, desde la noche del miércoles se ha reportado la falta de combustible en varios grifos de la ciudad. Desde la mañana de ayer otros grifos colocaron carteles anunciando que ya no cuentan con reserva. Falta gasolina de 90 octanos.

La misma situación se vive en Cusco. El secretario general del Sindicato Único de Transportistas de Taxi Cusco (Sutratac), Justo Mejia Zúñiga, manifestó que desde ayer en la mañana han notado desabastecimiento. El dirigente de los taxistas, teme que los empresarios griferos especulen con los precios.

En Puno la situación es distinta

La región altiplánica se abastece de combustible a través de Moquegua, desde el puerto de Ilo por la vía interoceánica, que no está bloqueada por los transportistas. Otra vía que ya está libre es la que va hacia Cusco desde Juliaca.

Pero la vía que une Puno con Arequipa continúa bloqueada por cuarto día consecutivo.

En el sector de Huataquita, que une el altiplano puneño con la región mistiana, se implementó un sistema de tránsito restringido. Los huelguistas mantuvieron bloqueada la carretera pero cada hora liberaron el paso para todo tipo de unidades, excepto para vehículos de carga pesada, sobre todo de tráileres que transportan mercadería para empresas privadas.

El vicepresidente del GNTC espera que el gobierno abra el diálogo.

Precio del GLP envasado bajó S/ 1,90

Desde el 30 de marzo, el precio del balón de 10 kg de gas doméstico bajó S/ 1,90, mientras el diésel B5-S50 de uso vehicular se mantiene sin variación, a nivel nacional, según la reciente actualización de sus respectivas bandas de precios del GLP envasado y el diésel B5 que se encuentran en el FEPC, detalló Opecu.

En el caso del GLP envasado, la banda de precio se redujo en el límite superior de S/ 3,18 a S/ 3,02 y el límite inferior de S/ 3,12 a S/ 2,96, reduciendo en S/ 0,16 por kilogramo, equivalente a S/ 0,19 por kilo incluido impuestos. Por su parte, el diésel B5 mantuvo el límite superior de S/ 11,54 y el límite inferior de S/ 11,44, por lo que su precio no varía.