PREVIA - ¿A qué hora jugará la selección peruana ante El Salvador?
Economía

Transportistas marítimos cerraron el 2021 con 190.000 millones de dólares en beneficios

Según el reporte de la consultora de investigación marítima Drewry, 56.000 millones de dólares del total se generaron en el cuarto trimestre. Solo Maersk se anotó un flujo de caja operativo de 22.000 millones ese año.

La mayoría de los principales transportistas están invirtiendo en capacidad adicional de buques para el futuro. Los astilleros han encargado más de 600 portacontenedores, que suman más de 5 millones de TEU de capacidad. Foto: Maersk
La mayoría de los principales transportistas están invirtiendo en capacidad adicional de buques para el futuro. Los astilleros han encargado más de 600 portacontenedores, que suman más de 5 millones de TEU de capacidad. Foto: Maersk
Economía LR

A mar revuelto, ganancia de pescadores. Un reciente informe de la consultora de investigación marítima Drewry revela que, en 2021, los transportistas marítimos generaron unos 190.000 millones de dólares de beneficio anual y unos 130.000 millones de dólares, obtenidos principalmente por el cobro de precios más altos.

Según el reporte, los últimos resultados trimestrales anunciados por los principales transportistas de contenedores ponen de manifiesto el cambio de suerte de una industria que ha pasado de ser un rezagado financiero a “uno de los sectores empresariales más lucrativos de la economía mundial”.

El análisis de Drewry, recogido por el portal Offshore Energy, refuerza la opinión de que los elevados beneficios de los transportistas marítimos son el resultado de unas tarifas de flete más altas, y no de un mayor volumen de negocio, servicios adicionales o menores costes. Por ejemplo, ni Maersk ni Hapag-Lloyd transportaron más contenedores en el último trimestre que en el mismo trimestre de 2020.

“La “máquina de hacer dinero” de los transportistas marítimos está funcionando ahora a un nivel excepcional”, señala.

Drewry estima que el sector de los transportistas marítimos produjo unos beneficios EBIT de unos 190.000 millones de dólares en 2021, de los cuales se calcula que 56.000 millones se generaron solo en el cuarto trimestre de 2021.

Solo Maersk informó de un flujo de caja operativo de 22.000 millones de dólares (antes de capex) y un flujo de caja libre de 16.000 millones de dólares (después de capex) en todo el año 2021.

Si otros transportistas tuvieran el mismo nivel de flujo de caja por TEU, esto significaría que el sector mundial de transportistas marítimos está produciendo un flujo de caja libre total de unos 130.000 millones de dólares al año.

Más contenedores: inversión redonda

Según el informe, la mayoría de los principales transportistas están invirtiendo en capacidad adicional de buques para el futuro. Los astilleros han encargado más de 600 portacontenedores, que suman más de 5 millones de TEU de capacidad.

Así, los transportistas marítimos invirtieron unos 20.000 millones de dólares en nuevos buques y unos 10.000 millones en nuevos contenedores en 2021. Sin embargo, esto supone menos de una cuarta parte del dinero extra generado. Algunas de las inversiones en barcos son en buques de doble combustible capaces de funcionar con metanol neutro en carbono.

Maersk, CMA CGM y MSC también están adquiriendo empresas para ofrecer transporte de carga aérea o para añadir capacidades de transporte de extremo a extremo a sus clientes. Por otro lado, ZIM, ONE y otras están mejorando sus capacidades informáticas.

Sin embargo, los cargadores, que suscriben los 130.000 millones de dólares anuales que se calcula que se transfieren a los transportistas marítimos, esperan que los transportistas reinviertan parte de este dinero en la mejora de su servicio a largo plazo, según Drewry.

¿Y el mal servicio?

Segpun Drewry, la “mala calidad del servicio” prestado a los cargadores está en parte bajo el control de los transportistas y en parte causada por la congestión portuaria y los cuellos de botella en el interior.

Por ejemplo, muchos clientes de la consultora se quejan de las relaciones con la mayoría de sus transportistas, pues son peores que antes de la pandemia. Además, la visibilidad de la carga sigue siendo irregular y los transportistas no informan a tiempo de sus fallos de servicio a los cargadores.

“En el pasado, los transportistas podían justificar la falta de inversión en la calidad de su servicio señalando la falta de dinero. En el próximo año, más o menos, los cargadores esperarán que los transportistas hagan algo positivo con la montaña de dinero que esta industria está generando ahora”, refirió.