Ayacucho: comunidades rechazan grupo de trabajo de la PCM e insisten con el cierre de minas

El Comité de Lucha contra la Contaminación Minera del Sur de Ayacucho condenó que la resolución que crea este grupo “hable de todo menos del conflicto ambiental minero existente”. Exigen una comisión ejecutiva.

Foto: PCM
Foto: PCM
Economía LR

Comunidades de Ayacucho retomaron sus protestas contra las operaciones de las unidades mineras Apumayo, Breapampa, Pallancata e Inmaculada, luego de que el Ejecutivo dispusiera la creación de un Grupo de Trabajo para el desarrollo de las provincias de Lucanas, Parinacochas y Páucar del Sara Sara, en la zona de influencia.

En opinión de los lugareños, la Resolución Ministerial N° 010-2022-PCM que brinda 180 días a este grupo de trabajo para presentar un informe final “no cumple con los requisitos acordados” durante la mesa de diálogo en Coracora, del pasado 19 de noviembre.

PUEDES VER PCM crea grupo de trabajo para atender el conflicto minero en Ayacucho

Según informó la agencia Bloomberg, los representantes del Comité de Lucha contra la Contaminación Minera del Sur de Ayacucho reclaman porque la resolución de la PCM “habla de todo menos del conflicto ambiental minero existente”.

En este sentido, reiteraron su pedido de creación de una “comisión ejecutiva” que cumpla con los 90 días ofrecidos por el Gobierno para el cierre de las cuatro minas, y no de un “grupo de trabajo” para el desarrollo ambiental y social.

PUEDES VER AFIN pide al Estado resolver problema de contrato de concesión de Majes Siguas II

Como se recuerda, el pasado 19 de noviembre la premier Mirtha Vásquez dijo que los yacimientos de Apumayo, Breapampa, Pallancata e Inmaculada no gozarían de extensiones de sus licencias de operación, debido a supuestos indicios de contaminación. Días después, aclararía que este proceso de cierre no se daría de forma unilateral.

Por su parte, tanto Hochschild como Apumayo, matrices de las minas involucradas, han asegurado que cumplen totalmente con las regulaciones de OEFA y esperan continuar operando en el sur de Ayacucho.