La inflación de Estados Unidos sube al 5,4% en septiembre, según el Gobierno

Las recientes cifras eleva la preocupación de la Reserva Federal que esperaba que el repunte por encima del 5%, desde mayo, fuera transitorio.

Frutas y verduras en una tienda de comestibles en Washington, DC. Foto: AFP
Frutas y verduras en una tienda de comestibles en Washington, DC. Foto: AFP
Economía LR

De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) de Estados unidos, la inflación anual alcanzó en septiembre su nivel más alto en 13 años: se situó en el 5,4%.

Luego de moderarse durante dos meses, el índice de precios al consumidor (IPC) volvió a trepar en el noveno mes del 2021, 0,4% con relación a agosto, cuando había marcado un descenso a 0,3%.

Esto eleva la preocupación de la Reserva Federal que esperaba que el repunte por encima del 5%, desde mayo, fuera transitorio; pero por el contrario ha persistido.

PUEDES VER: Tipo de cambio en Perú: a cuánto cotiza hoy miércoles 13 de octubre del 2021

Más de la mitad del incremento se debe a los alimentos y la vivienda, destaca el comunicado de la BLS. Una parte importante viene también de la energía, con precios que no paran de subir, 1,3% puntos porcentuales más en un mes.

Otros factores que contribuyen a la inflación son la escasez de mano de obra que sigue empujando los sueldos al alza, y los trastornos en las redes mundiales de suministros, que causan demoras en la entrega de materiales y productos.

PUEDES VER: Transporte marítimo: crisis traerá alza en los precios de productos

El gasto de los consumidores, que en EE. UU. representa casi dos tercios de la actividad económica, ha contado con generosas distribuciones de dinero por parte del Gobierno desde marzo de 2020, y se incrementó a un ritmo del 11,9% en el segundo trimestre de este año.

En cambio, los precios de los pasajes de avión, la vestimenta y los coches usados bajaron.

Si se excluyen los precios de alimentos y combustibles, que son los más volátiles, la inflación subyacente en septiembre fue del 0,2%, con una tasa anual del 4%.

De acuerdo con expertos, de persistir esta alza, podría acabar provocando cambios en la política monetaria por parte de la Reserva Federal, que ha mantenido las tasas de interés en niveles históricamente bajos.

Con información de AFP y EFE.