IATA rechaza plan europeo de impuesto al combustible de los aviones

La IATA afirmó que la tasa haría menguar el dinero que la industria podría destinar a las inversiones para reducir las emisiones del sector.

La oenegé Stay Grounded condenó la lentitud en la introducción de esta medida. Foto: difusión
La oenegé Stay Grounded condenó la lentitud en la introducción de esta medida. Foto: difusión
Economía LR

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha calificado de “contraproducente” la propuesta presentada por la Comisión Europea de introducir un impuesto sobre el querosene utilizado en vuelos dentro de la Unión Europea.

“La aviación ya está comprometida en la descarbonización. No necesitamos persuasión, ni medidas punitivas como impuestos para incentivar el cambio”, aseguró esta organización en un comunicado este miércoles 14 de julio, fecha en la que la iniciativa también fue presentada.

Asimismo, Willie Walsh, director general del gremio, agregó que las tasas “harían menguar el dinero que la industria podría destinar a inversiones” para reducir las emisiones del sector, a través de la renovación de la flota y de tecnologías limpias.

“Para reducir las emisiones, necesitamos que los gobiernos desplieguen un marco político constructivo que, en lo inmediato, se concentre en los incentivos a la producción” de combustible sostenible de aviación, añadió.

La IATA no es el único grupo aéreo que se ha manifestado, otras asociaciones del sector han reaccionado de forma similar.

Las aerolíneas agrupadas en la asociación A4E han solicitado apostar por el desarrollo de aviones eléctricos y de hidrógeno.

Por su lado, la oenegé Stay Grounded condenó la lentitud en la introducción de esta medida.

La propuesta lanzada por la CE defiende la implementación gradual a lo largo de diez años de un impuesto sobre el combustible usado en los vuelos dentro del bloque de los veintisiete.

Además, también defendió elevar el objetivo mínimo para el uso de biocombustibles en aviones y terminar en 2026 con los “permisos para contaminar” gratuitos de que disfruta el sector.

Con información de AFP.