Turismo interno gana terreno tras anulación de aforos al aire libre

Oportunidad. El viajero local, principal aliado de la recuperación del sector en esta nueva etapa, encuentra a su paso una oferta renovada y supone mejores retos para las autoridades.

Cusco. La recomendación es gestionar los boletos online. Foto: difusión
Cusco. La recomendación es gestionar los boletos online. Foto: difusión
Esteban Salazar

Con el objetivo de reencaminar el turismo nacional, el Ejecutivo inició esta semana una nueva estrategia que permite la visita en áreas naturales protegidas y monumentos arqueológicos a campo abierto sin restricción de aforo, incluso bajo nivel de alerta extremo. La medida es progresiva y permitirá que reservas, ruinas y parques que antes funcionaban al 30% o 40% se reactiven en el corto plazo.

Para el especialista en desarrollo turístico Fernando Vera-Revollar Mar, el siguiente paso del Gobierno central debería pasar por una gestión integral de los destinos que van a ser episódicamente reabiertos, en la que se fije desde el punto de origen (pasando por bodegas y grifos en ruta) una cadena de flujos ligada a la ‘capacidad de carga’ real en cada uno de ellos.

“Es urgente dotar con capacidades operativas a las direcciones de turismo (Dircetur) y unidades o subgerencias involucradas en las municipalidades distritales, que por lo general han sido descuidadas durante la pandemia. Es momento de recontratar a su gente”, apunta.

La ruta desde Lima

La decisión de aliviar los circuitos turísticos coincide con temporadas altas de viaje para destinos en la sierra sur y central, además de Lima. Una excelente oportunidad para familias con hijos que recién se animan a salir. La laguna de Llanganuco, en la Cordillera Blanca de Áncash, también está en su punto.

“En Lima deberían empezar a abrirse espacios naturales en sus lomas, que tienen organizaciones periurbanas vecinales. Huayllay creo que puede ser también un destino excelente en esta temporada, al igual que toda la reserva paisajística de Yauyos, no solo en Huancaya, sino en Laraos y la nueva zona Tinco Alis”, anota Vera-Revollar.

Alturas del Perú

En efecto, la temporada alta de viaje de Machu Picchu se inicia entre junio y agosto, mientras parajes como el Colca y sus alrededores aún pueden disfrutarse con relativa tranquilidad hasta julio. Sillustani, la imponente necrópolis preinca en Puno, se perfila como una buena opción desde finales de julio, cuando el clima puede llegar a 12°C. En esta línea, Promperú anticipa que serán los viajeros de aventura quienes reactivarán el turismo extranjero en la región.

“Cascas y Huamachuco son dos lugares que los norteños podrían disfrutar ahora. En el caso de Arequipa, un lugar amplio como Colca, Coporaque, Cabanaconde y toda la vertiente del margen derecho de la Reserva Salinas y Aguada Blanca, un lugar que normalmente no se visita mucho”, dice el experto.

Reservas en oriente

En el Perú existen 76 diferentes áreas naturales protegidas (ANP). Por este motivo, destinos como los manglares, Tambopata, Pacaya Samiria y la Subcuenca del Cotahuasi aparecen en el mapa como la mejor opción de distanciamiento. La selva tiene las dos mismas estaciones que la sierra, por eso entre abril y octubre, que hay pocas lluvias, es ideal para viajar. Aunque ya terminó la Fiesta de San Juan, el pasado 24 de junio, Vera-Revollar recomienda San Martín por su “vanguardia vial”.

Esta no es la única opción en el oriente, pues a lo largo de toda la selva peruana existen grupos humanos que forman parte del atractivo local. Sin embargo, pide extremar protocolos con comunidades como los Bora, en Loreto, pues el contacto con turistas de todo el mundo los hace especialmente sensibles al coronavirus.

Comunidades. El turismo vivencial es el principal atractivo. Foto: difusión

Jardines botánicos

Los jardines se han pasado de valor agregado a inyectar recursos directamente a la población. Podemos hablar del jardín botánico El Perezoso, en la ruta de Chanchamayo, localidad con sello Safe Travels, o iniciativas altruistas como el mariposario de Aguas Calientes, en Cusco.

El dato

Cultura. Áreas naturales protegidas, jardines botánicos, monumentos o áreas arqueológicas, museos al aire libre y zoológicos son parte de esta nueva estrategia.

Rutas. El Banco Mundial ha sugerido, recientemente, incluir las áreas protegidas en los planes de recuperación económica por el Covid-19.

Newsletter Economía LR

Suscríbete aquí al boletín de Economía de La República y recibe todas las semanas las notas de nuestro suplemento dominical en tu correo electrónico.