EN VIVO - Universitario vs. Sport Huancayo: mira en directo el partido por la Liga 1
EN VIVO - Perú vs. Serbia: sigue el minuto a minuto del duelo por el Mundial de Vóley sub-18

Ayacucho: alcalde advierte S/ 60 millones de pérdidas en Semana Santa

Por ser considerada una de las festividades más importantes del mundo, Ayacucho registraba un gran movimiento turístico durante la celebración religiosa.

Miles de turistas nacionales y extranjeros llegaban a Ayacucho por Semana Santa. Foto: archivo La República
Miles de turistas nacionales y extranjeros llegaban a Ayacucho por Semana Santa. Foto: archivo La República
LR Sur

Ante la suspensión de las actividades presenciales por Semana Santa en Ayacucho, el alcalde provincial de Huamanga, Yuri Gutiérrez, estimó que la región registrará una pérdida económica de 60 millones de soles. Hay que precisar que la festividad desarrollada en Ayacucho era considerada la segunda más importante del mundo y la más relevante de América.

“No habrá ningún pasacalle, y ninguna plaza o espacio público va a ser motivo de aglomeración de personas, sino más bien todo será virtual. Habrá alguna que otra actividad, pero será con el mínimo de personas, con mucha restricción y bajo las instancias correspondientes”, agregó Gutiérrez.

Antes de la pandemia, la autoridad edil recordó que Ayacucho percibía ingresos de los casi 30.000 turistas que anualmente llegaban y hacían uso de diversos servicios como hospedaje, transporte, comida y actividades recreativas o vivenciales.

Debido a la grave crisis que padece el sector turismo, el Gobierno Regional de Ayacucho y la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur) apuntan a impulsar el sector con visitas de nacionales. En ese sentido, el alcalde Gutiérrez invitó a los compatriotas a descargar la aplicación Muni Humanga, a fin de conocer todos los destinos turísticos que ofrece la región.

Costumbres de Semana Santa en Ayacucho

Hasta antes de la pandemia, cada Sábado de Gloria, durante la Semana Santa, en Ayacucho se desarrollaba una celebración llena de juegos y diversión que recibe el nombre de Pascua Toro o Jala Toro. Para dar vida a esta actividad, los jóvenes y adultos —vestidos con prendas blancas y rojas— abarrotaban la Plaza de Armas.

A tempranas horas del día, jinetes montados en caballos jalaban a varios toros y, mientras se desplazaban por el centro de la celebración ayacuchana, centenares de personas corrían detrás de los animales. En las últimas ediciones, una banda de músicos acompañó el recorrido.

Al espectáculo original de la sierra del Perú le seguía una serie de actividades. Entre las principales estaban las torres humanas con jóvenes y adultos, quienes utilizaban prendas y pañoletas rojas y blancas. Se distribuían por diversos puntos de la plaza para ganar un singular concurso que mide la resistencia física y la habilidad de sus participantes.

Los asistentes de la Pascua Toro podían, culminada la celebración en la Plaza de Armas, disfrutar de las diversas comparsas que se desarrollaban en las calles cercanas. Música, coloridos atuendos y elementos propios de un carnaval permitían cada año a los visitantes gozar de las tradiciones que brinda la histórica y representativa región de Ayacucho.

Poco antes de que los primeros rayos del sol llegaran a la Plaza de Armas ayacuchana, la sagrada imagen del Cristo Resucitado emergía del interior del anda.

El anda se construye especialmente para cada celebración de la Semana Santa, y está a cargo de dos tradicionales familias de artesanos expertos en la elaboración de piezas religiosas en cera y parafina: los clanes Hurtado y Alarcón, cuyos integrantes —abuelos, padres, hijos y nietos— empiezan la elaboración de cada pieza tres meses antes.