Las oficinas serían más vulnerables a contagios por la COVID-19

28 Jun 2020 | 22:32 h
Empleo

A parte del distanciamiento, el aforo reducido, señalización y limpieza general en todas las superficies, es de vital importancia una buena ventilación para evitar mayores contagios en las oficinas.

Se estima que más de tres millones de trabajadores ya viene laborando o están en proceso de retornar a sus labores diarias para la reactivación económica que necesita nuestro país.

Sin embargo, existe mucha incertidumbre de saber si su espacio de trabajo será seguro sin riesgo de contraer el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad conocida como COVID-19.

PUEDES VER: En dos turnos: Estos son los nuevos horarios de trabajo para el sector público

Según Héctor Miranda, especialista en gestión sostenible y gerente general de Regenerativa, el riesgo de contagio por vía aérea en el interior de los edificios es más elevado cuando existe poca ventilación”.

Se estima que pasamos el 90% de nuestro tiempo dentro de un espacio construido como las oficinas, y en algunas ocasiones los ambientes interiores están más contaminados que el aire exterior. “Perú, Chile, México, Brasil y Colombia se encuentran entre los 50 países con peor calidad del aire”, expresó.

Miranda recordó que en la actualidad, no existen regulaciones oficiales que establezcan un rango aceptable de calidad interior de aire para la salud de los trabajadores, ocasionando que los usuarios de las edificaciones como hospitales, centros comerciales, edificios empresariales y oficinas públicas sean más vulnerables a los contagios por virus y patógenos.

Recomendaciones:

A parte del distanciamiento profesional, el aforo reducido y eficiente, señalización y limpieza general en todas las superficies, es de vital importancia activar una serie de medidas que aseguren una buena Calidad Interior del Aire y evitar mayores contagios en las oficinas.

En esta línea, aquí algunas recomendaciones de la guia elaborada por Regenerativa para un regreso seguro al centro de trabajo.

1. Una práctica internacional es que la humedad relativa del aire interior de las oficinas se encuentre entre el 40% y el 50%, capaz de reducir las infecciones virales cruzadas por lo que muchas organizaciones profesionales avalan este rango como el idóneo para la salud.

2. Realizar una revisión de las instalaciones de climatización y ventilación antes de su reapertura, asegurando la limpieza y mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado, ventiladores, etc.

3. Aumentar la ventilación natural. En nuestro país, donde existen muchos edificios antiguos sin sistema de ventilación mecánica se debe llevar a cabo una ventilación natural, abriendo el mayor tiempo posible todas las puertas y ventanas.

4. Eliminar o reducir en lo posible el funcionamiento de los ventiladores de techo. No aportan aire fresco y remueven el aire, propiciando la dispersión de virus.

5. Utilizar tecnología actual como los sistemas de filtrados de aire inteligentes con iones que inactivan presencia de virus y patógenos.

6. Finalmente, controle otros tipos de peligros que conlleva el cierre prolongado del edificio como agua estancada, incremento de moho, presencia de plagas, entre otros.

Video Recomendado

Lazy loaded component