LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Economía

Reactiva Perú: a la guerra con pistola y no con bazuca

Corto alcance. Propuesta original del Banco Central era llegar con crédito barato a miles de pequeñas y medianas empresas, pero el Ejecutivo terminó dejando en manos de las entidades financieras el escrutinio de las empresas que sobrevivirán o no.

La Republica
Al borde del precipicio. Miles de pequeñas empresas hoy paralizadas por la crisis nacional continúan esperando crédito barato y sobrevivir a la recesión.
Carlos Bessombes

Semanas de incertidumbre se viven en el mundo por el embate del coronavirus. La economía no es ajena a ello y por eso los gobiernos están tomando diversas medidas para sostener su producción local. No hacerlo generaría miles de empresas quebradas –durante y después de la crisis– e igual o mayor número de puestos de trabajo destruidos.

En ese contexto, en Perú el Ejecutivo también adoptó políticas económicas, la más audaz de ellas fue anunciada, con inusitado entusiasmo, por Julio Velarde, presidente del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) el pasado domingo 29 de marzo.

Así, se dio a conocer a la opinión pública un hecho sin precedentes y, por tanto, histórico. El BCRP por primera en vez inyectaría recursos vía créditos garantizados por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Allí nació Reactiva Perú, que inyectaría S/ 30 mil millones para beneficiar a unas 350 mil empresas, en su mayoría chicas y medianas empresas de menos de 10 trabajadores.

El eje central de este programa era: la importante inyección de recursos, plazos a tres años, tasas bajas, pero sobre todo garantía al 100% por parte del Tesoro Público.

“Realmente creo que va a ser bien poderoso para continuar con la cadena de pagos y se mantenga el ritmo de actividad económica”, aseveró Velarde en aquella oportunidad.

Consejos de la banca

Una semana después del anuncio de Velarde, el programa vio la luz vía decreto legislativo amparado en las facultades otorgadas por el Congreso. Sin embargo, su contenido y sobre todo las condiciones distan mucho de lo anunciado por el BCRP y, por tanto, no tendría el impacto esperado, según advierten casi el consenso de economistas.

Fuentes bien informadas señalaron a este medio que la medida fue, en principio, aprobada por el directorio del BCRP hace dos jueves y luego consensuada con la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) y la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), no obstante el banco comercial más grande del país habría objetado el nivel de garantía y condicionado su participación en Reactiva Perú a una reducción de la garantía.

Esto queda evidenciado además en las declaraciones de la ministra de Economía, María Antonieta Alva, “dos entidades financieras muy importantes habían manifestado que con un 100% de garantía para ellos no era factible participar por los problemas de riesgo moral y por los problemas reputacionales”, declaró.

El economista Pablo Secada asevera que dada la magnitud de la emergencia nacional, la idea de Reactiva Perú no era una operación financiera regular, sino usar los bancos para distribuir dinero a microempresas.

“No era una operación financiera regular porque no estamos en una situación regular sino en una crisis sin precedentes. Se buscaba llegar a 361 mil microempresas a las que no llegas así nomás, entonces no quieres que nadie evalúe el riesgo, solo quieres que sigan un trámite que le den el dinero. Es un subsidio que quiere evitar que esas empresas quiebren. Esas 361 mil empresas tienen una generación de empleo considerable y están expuestas a los sectores más golpeados por la crisis”, explicó.

Elmer Cuba, socio de Macroconsult, apunta que el límite de cobertura de la garantía del programa Reactiva Perú “no es el que un banco estimaría para capital de trabajo”.

Advierte además que uno de los requisitos de Reactiva Perú es que las empresas no deben tener deudas tributarias con la Sunat hasta febrero de este año. “Gran parte de las compañías declaran y no pagan, porque financian entre uno a dos meses, y de ahí pagan. Empresas formales que han hecho esto son como 80 mil, las que no van a poder acceder a este crédito”, agregó.

Al cierre de esta edición, el directorio del BCRP acordó, por segunda vez en el año, reducir en 100 puntos básicos la tasa de interés de referencia, pasando así de 1,25 a 0,25%. Esta es la tasa histórica más baja y la más baja de la región en este contexto de COVID-19. Esta tasa será usada como referencia para los futuros créditos que entreguen las entidades financieras y también a través de Reactiva Perú.

Claves

A detalle. En el caso de créditos de hasta S/ 30.000, la cobertura será de 98%, mientras que para los préstamos entre S/ 30.001 y S/ 300.000, el respaldo es de 95%; 90% para créditos entre S/ 300.001 y S/ 5 millones, la garantía del 80% para préstamos mayores a S/ 5 millones y hasta S/ 10 millones.

Estrategia. Se pudo conocer que los bancos ya están llamando a algunos clientes corporativos medianos y grandes a ofrecer estos créditos.