Dos miradas sobre el conflicto de Tía María

Carlos Herrera Descalzi Exministro de  Energía y Minas | Guillermo Vidalón Superintendente de Relaciones Públicas de Southern Copper
Carlos Herrera Descalzi Exministro de Energía y Minas | Guillermo Vidalón Superintendente de Relaciones Públicas de Southern Copper

En busca de consensos. En nuevo programa RTV Economía, conducido por Magda Quispe, expertos analizaron los pro y contra de la licencia de construcción entregada por el Ejecutivo a la empresa Southern.

Publicidad


“No tengamos temor a la actividad minera”

Guillermo Vidalón - Superintendente de Relaciones Públicas de Southern Copper

El proyecto Tía María es una oportunidad para desarrollar varios motores de la provincia de Islay como la agricultura, pesca y turismo. Hemos venido realizando a lo largo de estos años trabajos socioproductivos. Hemos financiado y donado los estudios para la construcción de dos hospitales que se están levantando en Islay. Uno en Cocachacra y el otro en Alto Inclán, que permitirán que 52 mil personas puedan atenderse ante un problema de salud. Hemos apoyado la mejora de la agricultura. Hablamos de 12.400 hectáreas de las cuales 5.600 son de arroz, que se alterna con la producción de papas; por ello, hay que generar asociatividad. La presencia de una inversión de US$ 1.400 millones en la zona generará no solo 9 mil puestos de trabajo durante la etapa de construcción, sino de 4.800 puestos entre directos e indirectos durante los 20 años de vida útil. El mejor ejemplo de éxito de un proyecto minero lo tenemos con Ilo, que tiene los mejores niveles educativos a nivel nacional. El proyecto usará agua de mar desalinizada; no se usará agua de río, ni subterránea, ni superficial.

Hay que trabajar para regular el agua, para que siga existiendo este recurso a lo largo de los años y se puedan hacer proyectos de desarrollo con la agricultura. Hablamos de represas, pozos, el mejoramiento de los canales. No tengamos temor a la actividad minera porque es la principal palanca de desarrollo del país.

PUEDES VER Gremios agrarios manifiestan su inconformidad frente al proceso de diálogo

“Debe haber un programa de compromisos”

Carlos Herrera Descalzi - Exministro de Energía y Minas

Ojalá que el proyecto pueda hacerse realidad, pero no contra la voluntad de la gente, ya que nace en un ámbito de desconfianza que no es gratuita. La historia de Southern, desde sus inicios en Perú hace más de 50 años, fue de conflictos permanentes con la agricultura y de oídos sordos a los reclamos de la gente. Hay que ver la historia del Grupo México. Hay que establecer un programa de compromiso con garantías y en el camino debe irse mejorando permanentemente e ir midiendo conforme se proyecte. Quien debe fiscalizar ello es una entidad con suficiente credibilidad y que dichos resultados estén respaldados por un fideicomiso. Hay que tener paciencia, no se pueden acelerar los tiempos, que son difíciles de controlar. Tengo la sensación de que la percepción de la gente ha cambiado. Ha habido un progreso positivo, la empresa ha hecho un buen trabajo desde hace dos años. La situación de ejecutarlo en estos momentos es difícil porque la economía no está creciendo como antes. Se requiere la inversión, y la minería es el banco de oro del que hablaba Raymondi, pero también es cierto que el Estado no puede aplicar una discrecionalidad.

El Estado tenía que dar la licencia porque si no lo hacía, otras empresas señalarían que el Perú es un país donde la ley no se cumple. Para el Perú es importante que este proyecto salga, pero que salga bien, sino afectará a otros proyectos vecinos.