EN VIVO - Daños en Amazonas: últimas noticias tras el sismo de magnitud 7.5

Khalida Popal: “Los talibanes dicen que el deporte no es necesario para las mujeres”

La capitana de la selección femenina de fútbol de Afganistán lleva 8 años asilada en Dinamarca y sin posibilidad de regresar a su país.

La capitana afgana Khalida Popel reconoce que regresar a su país es sinónimo de muerte. Foto: EFE
La capitana afgana Khalida Popel reconoce que regresar a su país es sinónimo de muerte. Foto: EFE
Deportes LR

La presencia del régimen talibán en Afganistán repliega el poco avance que se había conseguido en los derechos de las mujeres. Khalida Popal, la capitana de la selección femenina de fútbol, brindó una entrevista para Antena 3 Deportes y aseguró que el retorno a su patria, de la que huyó hace 8 años, significaría la muerte.

PUEDES VER: En la previa del UFC 266, Shevchenko reveló que el ceviche es su comida favorita

La también fundadora de la ONG Girl power organization (Organización de poder femenino) menciona que los talibanes no creen que el deporte sea una necesidad para las mujeres porque, desde una mirada sexista, creen que ellas “se tienen que quedar en la cocina y hacer cosas en casa”. “El deporte y el fútbol están considerados allí como cultura occidental. Tristemente, algunos de los familiares de las futbolistas han sido capturados por los talibanes”, explica.

“Lamentablemente, a las mujeres les han quitado la libertad. Las mujeres no tienen permitido sentir libertad nunca más en mi país”, asegura Popal, quien además conoce el riesgo que corre por su labor como activista: “No solo para mí, sino para mi familia”.

El deporte en Afganistán

En medio del ambiente conflictivo de su país, Khalida Popal había encontrado en el deporte una dosis de calma. “Para mí el fútbol siempre ha sido una forma de experimentar la libertad y la felicidad. El campo de fútbol es donde nos sentíamos libres y era nuestro espacio seguro”, confiesa.

Pero el mundo del deporte ya era bastante machista cuando, en el 2010, la capitana desempeñó su papel en el primer partido oficial. “Nos encontramos con una feroz resistencia de hermanos y padres, pero íbamos de puerta en puerta a veces y teníamos que pedir permiso a los padres y hermanos para dejar jugar a las niñas”, declara Popal en otra entrevista ante Diario AS.

Ahora, con la imposición del segundo periodo talibán, las posibilidades de que Khalida Popal regrese a Afganistán se vuelven nulas.