VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más

Una carrera de oro: el camino de Gladys Tejeda para llevarse la primera medalla dorada en los Panamericanos hace un año

A 365 días del hito deportivo, un repaso por las vallas que la fondista nacional ha superado para llegar a la meta que hoy ostenta.

Gladys Tejeda consiguió la medalla de oro con un tiempo de 2 horas, 30 minutos y 54 segundos. (Foto: Difusión)
Gladys Tejeda consiguió la medalla de oro con un tiempo de 2 horas, 30 minutos y 54 segundos. (Foto: Difusión)
Deportes LR

El ligamen entre Gladys Tejeda y el deporte de competencia se remonta a tiempos de su niñez, cuando en su natal Junín se inscribía en competencias de fulbito, básquet y atletismo, dejando atrás incluso al jovencito más ducho en la materia. Acaso la carrera más larga que la fondista disputaba en su puericia era la que hacía con el caballo que montaba su padre, quien se iba a trabajar cabalgando escoltado por su pequeña hija que buscaba igualar la velocidad del cuadrúpedo.

Alimentar animales, cultivar frutas y verduras que posteriormente se comían en casa, cerca al lago Chinchaycocha, eran las tareas que Tejeda Puchuhuaranga realizaba religiosamente para fortalecer ese cuerpo y esas ganas que, acompañadas de una humildad rebosante, más tarde les robarían sonrisas a los peruanos.

Gladys Tejeda en su niñez

PUEDES VER: Partidos EN VIVO de HOY, martes 28 de julio: horarios y canales del mejor fútbol internacional

Ser la última de nueve hermanos y de condición humilde no fue sino más bien un acicate para explotar sus entonces delgadas piernas y potenciar ese espíritu competitivo que forja deportistas de élite. Su gran reto adolescente llegó a sus 14 años, cuando participó en una carrera sin indumentaria adecuada para lograr resultados, y quedó en segundo lugar. Pero no fue hasta 10 años más tarde, a los 24 años, que participó en su primera carrera oficial.

En 2010, Gladys Tejeda dijo presente en el Sudamericano de media maratón en Colombia, en el que se quedó con la medalla de plata. Resultado de esto fue su presencia en el Mundial de China 2011, competencia en la que obtuvo el podio 21.

En 2011 se quedó con el cuarto lugar en la Maratón Internacional de Seúl Corea del Sur, consiguiendo la marca ‘A’ con un tiempo de 2 horas, 32 minutos y 32 segundos. Con ello clasificó a los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Ese mismo año viajó a México para los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, ocupando el puesto 43.

Gladys Tejeda Londres

Luego llegaron los Juegos Bolivarianos del 2013 en Trujillo, en los que Gladys Tejeda representó al país y se consagró con la medalla dorada. Terminó esta competencia y viajó a Dinamarca para el Mundial de media maratón de Copenahue, en 2014, posicionándose como la mejor marca latinoamericana.

Pero la mala noticia llegó en 2015, cuando obtuvo la presea de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, pero la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) le retiró el reconocimiento y la suspendió por dar positivo en la prueba de antidopaje. No fue hasta 2016 que la fondista volvió a participar en una competencia oficial: los Juegos Olímpicos de Río, logrando el puesto 15 en la maratón femenina y siendo la mejor latinoamericana de la prueba.

Gladys Tejada Toronto 2015

PUEDES VER: Manuel Heredia pidió atención con urgencia para su madre que está grave por COVID-19

Gladys Tejeda en los Panamericanos Lima 2019

Desde los televisores o siguiéndole el paso por la avenida Arequipa. Los peruanos siguieron, hace ya un año, el recorrido de 2 horas, 30 minutos y 54 segundos que Gladys Tejeda hizo en los Juegos Panamericanos Lima 2019 para darle a Perú la primera medalla de oro de toda la competencia.

Pero este hito en el deporte nacional vino acompañado de una cuota de mofas por sus zapatillas disparejas y hasta por imitaciones burlonas por parte del programa cómico ‘Los exitosos del humor’, donde se exageró sus rasgos andinos y se caricaturizó su forma de hablar, acaso ignorando que la atleta llegó a la meta sola: su carrera arrancó cuando ni siquiera tenía zapatillas y hasta logró la presea sin auspiciadores, pues hasta ese entonces la fondista de 35 años era invisible para las marcas.

Luego de los Juegos Panamericanos 2019, cuenta Tejeda, “el estado de emergencia coincidió con el tiempo de descanso que una maratonista debe tener luego de una dura carrera. Justo volvía a Huancayo de participar, en marzo, en la Maratón de Sevilla, donde logré la clasificación a los Juegos Olímpicos Tokio 2020”.

Lazy loaded component

Sobre el tema, la atleta ha rememorado una lesión fuerte que le ha perjudicado la columna, pues la inhabilitó de caminar y sentarse. “En octubre del año pasado estuve mal y a mediados de noviembre me recuperé y pude ir a Colombia a entrenar. Sé que a España no llegué en mi mejor rendimiento”, narra la fondista.

Pero su carrera no estaba allí: Gladys Tejeda siente que, si compara su trayectoria con una maratón, todavía está a la mitad. “Me alta estar en el podio de unos Juegos Olímpicos y ganar un mundial. Bajar mi marca en la maratón (de 2 horas, 27 minutos y 7 segundos a 2 horas, 24 o 23 minutos en la media maratón). Y también los 10.000 y 5.000 metros”, asegura. Y aquí seguiremos para brindarle el aliento, porque la carrera de la vida nunca termina.