Pandemia: “Niños entre deportes y adultos”

08 Jun 2020 | 8:33 h
Niños han dejado de practicar el fútbol por la pandemia.

El deporte y la actividad física, según la edad del niño, debería saber equilibrar el factor recreativo, formativo y competitivo

Mg Franz Rivera Mansilla -Psicólogo Deportivo

En Arequipa, el 23.7% es población menor a 15 años de edad (Censo 2017), y en ese contexto, más de 30 mil niños entre 5 a 12 años, dejaron de practicar fútbol en torneos oficiales; sin embargo, la cifra no registra a niños/as que en Pandemia por el COVID -19 dejaron sus actividades preferidas en otras disciplinas, academias o talleres deportivos.

A salvo en casa, han “restado” más del 60% de su contacto social cotidiano; sin contar los esfuerzos y estadísticas que buscan atenuar la violencia en los hogares; pero lo exacto es que la salud mental de los niños es un factor aún no dilucidado y que la comprensión de su mundo, sin deporte, está reservado para pocos.

PUEDES VER: FÚTBOL: “Hinchas en tiempo de Pandemia”

La Pandemia y la “nueva normalidad” dice: ¿Cómo será el deporte y recreación para los niños, fuera de casa?, y aunque por el momento no se asoma, idea alguna de cuándo podrán salir o realizar libremente su actividad favorita (deporte); queda la tesis de su capacidad de adaptación y resiliencia ante la adversidad; pero son los adultos, los responsables y generadores de bienestar.

Al margen de cuándo o cómo deben salir de casa, es oportuno repensar o retomar el “eterno” debate y conflicto permanente de los esquemas formativos y competitivos que se han discutido los últimos años. El deporte y la actividad física, según la edad del niño, debería saber equilibrar el factor recreativo, formativo y competitivo; pero ¿La pandemia reformulará el concepto que debe “ganar” antes que divertirse o disfrutar?, ¿Podrá menguar el apasionamiento de los padres que viven presionando, más que motivando?, ¿Se acabarán los conflictos, gritos y peleas de adultos, quizá en respeto a la distancia social?, ¿Los resultados que exigen los adultos, serán los que necesitan los niños?

¿Será mejor seguir en casa o intentar regresar a los traspiés involuntarios e intencionados? “Los niños necesitan tiempo y espacio para JUGAR; jugar no es un lujo, es una necesidad” (Kay R. Jamison).