Paolo Guerrero volvió a los entrenamientos con el Inter de Porto Alegre

Bajo estrictas medidas de bioseguridad, el Internacional de Paolo Guerrero reanudó los trabajos con miras al inicio del Brasileirao.

Internacional de Paolo Guerrero regresa a los entrenamientos. | Foto: Club Internacional
Internacional de Paolo Guerrero regresa a los entrenamientos. | Foto: Club Internacional
Deportes LR

El primer equipo del Internacional Porto Alegre, club en el que milita Paolo Guerrero, reanudó las actividades físicas este martes 5 luego de la suspensión de las mismas como medida de sanidad ante la pandemia del coronavirus que paralizó el mundo del fútbol.

De conformidad con el decreto 20.562 publicado por el Municipio de Porto Alegre y cumpliendo con todos los protocolos y pautas de salud de las autoridades, los futbolistas entrenaron en grupos de seis y en diferente horario para evitar aglomeraciones y contacto.

PUEDES VER Gareca y su comando técnico piden que se le realice prueba de COVID -19 a Edwin Oviedo

“Establecimos un protocolo basado en la seguridad sanitaria de los atletas. Montamos carpas al aire libre, donde hacen la evaluación médica en busca de síntomas. Ayer, todos fueron evaluados de COVID-19. También evaluamos la temperatura y la oximetría. Será una práctica diaria”, explicó el doctor Luiz Crescente, coordinador de Salud.

El control se inició desde la llegada de los jugadores del Inter de Porto Alegre -entre los que estaría Paolo Guerrero- al CT Parque Gigante, pues fueron atendidos sin tener que salir del auto. Además, recibieron kits desinfectados de equipos deportivos y protección individual.

Ya con el uniforme de entrenamiento, salieron de los autos y fueron directamente a la estación de revisión del departamento médico, ubicada en el patio de CT, en un área abierta. Luego fueron al campo.

PUEDES VER Trauco sobre el título de Flamengo: Se hicieron los coj... y no me cayó nada (de plata)

En el césped corrieron respetando la distancia de seguridad y los ejercicios con pesas. Los miembros del comité técnico y el equipo de apoyo fueron asignados para limpiar individualmente el equipo cada vez que un jugador culminada su rutina. Después de que terminó la actividad, cada uno fue al automóvil y a su casa, ya que todas las áreas internas están cerradas. Guardarropa, gimnasio y cafetería están deshabilitadas. La mayoría de los empleados trabajan en la oficina en casa.

Cabe indicar que aún no está establecida la fecha de reanudación del fútbol en Brasil. Sin embargo, eso podría darse muy pronto pese a ser uno de los países más golpeados por la COVID-19.