Melgar: Alexis Arias y el karma de su gol

Hinchada. El jugador de Melgar selló la victoria ante Sporting Cristal. Antes había posado con una bebita. Le dio suerte.

Hinchada. El jugador de Melgar selló la victoria ante Sporting Cristal. Antes había posado con una bebita. Le dio suerte.

Arequipa. Algo curioso le pasó a Alexis Arias antes de iniciar el partido ante Sporting Cristal. Al volante de marca de Melgar que a veces cumple el papel de delantero y hace goles se le acercó una hincha melgariana y le pidió que salga a la cancha, para posar en la foto oficial, con su bebé menor de un año.

Con la amabilidad que lo caracteriza, “Chaca” tomó a la niña en brazos y en fila india se dirigió al campo de juego junto a sus compañeros. No tiene ni idea de cómo se llama la mamá o la nena. Si aceptó salir con ella es porque le causó ternura y además estaba vestida completamente con los colores rojinegros.

“Fue algo lindo”, dijo Alexis Arias a La República. Mientras disfrutaba de un merecido descanso, nos contó que después de la foto oficial se acercó a la aficionada a darle a la niñita en brazos y esta le dijo: “Cada vez que mi hijita sale con un jugador, este hace un gol”. 

El futbolista sonrió y se metió a jugar ante Cristal. Como ya es costumbre, hizo un gran partido y de paso selló la victoria de 2-0 concretando un contragolpe perfecto.

“Hice un gol y fue una alegría grande. Me acordé al toque de la bebita. Ahora le debo una camiseta de Melgar porque es mi promesa. Siempre hay cosas especiales”, apuntó Arias.

Al ritmo e intensidad de juego que muestra en cada compromiso, no lo va a mover nadie del titularato. No le va a preocupar el accionar de los árbitros en lo que resta del campeonato porque la concentración hacia los triunfos es total. 

“Hicimos un gran partido en todas las líneas. Fuimos contundentes en la definición y es bueno que vayamos mejorando en ese tema”, dijo uno de los artífices del campeonato del 2015. 

Al gran “Chaca” le dieron la buena vibra, él también la transmite a sus compañeros porque es noble, luchador y guerrero. 

Cuando festejó, armó un corazón con las manos y miró hacia la tribuna. Es el agradecimiento a los hinchas que están con él en las malas y en las buenas, como ante los rimenses. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO