MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - ¿Qué partidos se disputan este lunes 28 de noviembre?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios niegan tregua y se reúnen con Ejecutivo este lunes 28
Datos lr

¿Quién es Estuardo Masías, el hombre que pasó de plantar mandarinas a fundar La Calera?

Estuardo Masías inició sembrando mandarinas, pero luego incursionó en otro negocio que lo convertiría en uno de los principales comerciantes de huevos del Perú. Conoce su historia y cómo creó una de las más grandes avícolas del país.

Con el pasar de los años, Estuardo Masías junto a su familia sacó adelante la empresa de huevos y la producción de mandarinas. Foto: composición LR/ IPAE/ La Calera
Con el pasar de los años, Estuardo Masías junto a su familia sacó adelante la empresa de huevos y la producción de mandarinas. Foto: composición LR/ IPAE/ La Calera
Daniela Odar

Una finca en las afueras de Lima animó a Estuardo Masías Marrou a probar suerte en el sembrado de mandarina. Sin embargo, la crisis política y económica durante en los gobiernos de Juan Velasco Alvarado y Alan García ocasionó que cambie de parecer y comience con la comercialización de huevos en el Perú. En la actualidad, es una de las principales avícolas del país.

A pesar de que empezó solo en su granja ubicada en Alto Larán, Chincha, Masías convirtió su proyecto en un negocio familiar, ya que en el se involucró su esposa, sus hijos y nietos. Tras el apoyo recibido, la granja empezó a distribuir huevos a supermercados, restaurantes y hoteles en territorio nacional. Pero, quién es el hombre de negocios que creó La Calera.

¿Quién es Estuardo Masías y cómo fundó La Calera?

Estuardo Masías estudió la carrera de Agronomía en la Universidad Nacional Agraria La Molina. Tras ello, viajó a California, Estados Unidos, para llevar una maestría y especializarse en cítricos, pues tenía un objetivo en Perú: sembrar mandarinas.

Estuardo Masías se hizo de un extenso terreno que se vio afectado por la Reforma Agraria. Foto: IPAE

Antes de partir a suelo americano, el agrónomo había adquirido un terreno de 1.000 hectáreas que sería cancelado en su totalidad en ochos años, de los cuales ya llevaba seis. A pesar de que su parcela fue limitada por la Reforma agraria, Masías siguió en pie con el proyecto de plantar mandarinas.

“En mi vida me han pasado tres cosas graves: la Reforma agraria, el terrorismo y Alan García. Cuando faltaban dos años (para pagar la deuda total del terreno), llegó Velasco Alvarado al gobierno y me quitó todo. A los 29 años era millonario y a los 30 no tenía ni un sol”, señaló al diario Gestión en el 2018.

Durante la época del terrorismo en Perú, Estuardo Masías hizo oídos sordos a las amenazas que recibía, ya que colocaban banderas rojas alrededor de su hacienda, hasta que un día integrantes de Sendero Luminoso atacaron con metralletas su casa, pero se salvó del cruel ataque.

La Calera lleva más de 40 años distribuyendo huevos a todos los supermercados y tiendas del Perú. Foto: La Calera

Años más tarde, se dedicó a la crianza de pollos, pero la situación económica del país empeoró en el gobierno de Alan García, en ese entonces se vio obligado a matar a sus animales porque las ventas disminuyeron.

Tras sus intentos de empresario, pensó que nunca tendría éxito con sus negocios, pues el sembrío de mandarinas no resultó, ya que la producción de este cítrico tarda cinco años y la venta de pollos tampoco tuvo futuro. Entonces, decidió quedarse con 2.000 gallinas para iniciar con la comercialización de los huevos, luego pasaron a ser más de 6.000 aves con las que fundó La Calera.

Lazy loaded component

El éxito y reconocimiento a La Calera

En la actualidad, Estuardo Masías posee más de 4.500 hectáreas de terreno en diversos puntos del país. Su empresa de gallinas es la tercera más grande de Sudamérica y al día venden más de 300 toneladas de huevos en el Perú. Además, uno de sus hijos se dedica a la producción de mandarinas, las cuales son exportadas en un 40% entre Estados Unidos e Inglaterra.

La Calera cuenta con más de 3.000 trabajadores y se necesitaba 40 ómnibus para trasladar a todos los colaboradores por toda la hacienda de Masías para poder distribuir los huevos a supermercados, tiendas, mercados, restaurantes y hoteles en el país.

Lo que empezó un pequeño negocio, Estuardo Masías lo convirtió en una empresa familiar. Foto: La Calera

Los productos de La Calera han llegado a ser parte del Programa de Certificación Certified Humane Raised & Handied, ya que cuentan con un espacio adecuado para el desarrollo natural de los animales. Además, las gallinas reciben una dieta nutritiva sin antibióticos ni hormonas.

La Calera recibe reconocimiento anual de AGAP

La Calera en julio de 2022 recibió el premio de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú, al ser reconocida por la Inclusión Social por su proyecto “Tinis Calera”, la cual ha permitido el desarrollo socio-emocional, seguridad alimentaria y estilo de vida sostenible a 22,600 personas en la provincia de Chincha en la región Ica.

Fundación La Calera ha sido reconocida por la AGAP. Foto: composición LR/Facebook/Fundación La Calera

¿Qué variedades de huevos comercializa La Calera?

  • Huevos pardos
  • Huevos pardos jumbo y super jumbo
  • Huevos blancos
  • Huevos de corral
  • Huevos orgánicos
  • Huevos de codorniz

La avícola La Calera ofrece una amplia variedad de huevos. Foto: composición La Calera

Pandora Papers y Estuardo Masías

En el destape periodístico de Pandora Papers, que difundió información sobre personajes en una base de datos de libre acceso, la identidad de los beneficiarios finales de 15 mil compañías offshore asesoradas por las firmas legales Alcogal y Fidelity.

En el informe del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) aparece Estuardo Masías Málaga, agroexportador y dueño de la avícola La Calera, así como propietario de más de 4,500 hectáreas de valles fértiles en Lima e Ica. En la base de datos, Masías Málaga aparece como verdadero propietario de la offshore Diamond Bridge Services Ltd, constituida en las Islas Vírgenes Británicas en septiembre de 2017 gracias a los servicios de Alcogal.

Dos años antes, en octubre de 2015, según las publicaciones de la investigación transfronteriza Panama Papers, Masías ya había contratado el ‘servicio de directores’ ofrecido por el también bufete panameño Mossack Fonseca para administrar una offshore. De esta manera, no figuraría en ningún registro relacionado con la sociedad.