VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más
EN VIVO - Alianza Lima vs. Alianza Atlético por la Liga 1

Fukushima a 10 años del terremoto más devastador del siglo XXI

El Gran Terremoto de la Costa provocó un potente tsunami y la explosión nuclear más fuerte de los últimos tiempos. Más de 18.000 personas perdieron la vida.

Actualmente, casi 2.500 personas siguen desaparecidas, según datos del Gobierno. Foto: EFE
Actualmente, casi 2.500 personas siguen desaparecidas, según datos del Gobierno. Foto: EFE
La República

El 11 de marzo se cumplió 10 años desde que el mundo fue testigo de uno de los desastres más lamentables del siglo XXI. En 2011, a unos 130 kilómetros de la costa de Japón y a unos 32 de profundidad en el océano Pacífico se producía el Gran Terremoto de la Costa de Japón. Con una magnitud de 9,1 en la escala de Richter, fue catalogado como el cuarto terremoto más fuerte de la Tierra durante los últimos 500 años.

El movimiento telúrico provocó un tsunami en el que olas de hasta 15 metros de altura golpearon la costa del país nipón y en su camino chocaron con la central nuclear de Fukushima Daiichi. La fuerza del mar causó el mayor número de víctimas (18.500 entre muertos y desaparecidos). En seguida, los núcleos de tres de los seis reactores sufrieron fusión, y dejaron ciudades enteras inhabitables durante años debido a la radiación y obligaron a miles de personas a huir.

Un mes más tarde, la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón informó que el devastador accidente llegaba a nivel 7, máximo en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares (INES), magnitud que también alcanzó el de Chernóbil (Ucrania) en 1986.

Una década después de lo ocurrido la revista Science of the Total Environment da cuenta de nuevos hallazgos. La investigación registró la presencia de nuevas y grandes partículas, de más de 300 micrómetros, altamente radiactivas liberadas por las tres explosiones de hidrógeno y la liberación radiactiva en aquel entonces.

“Las nuevas partículas de las regiones cercanas al reactor dañado nos proporcionan una valiosa información y nos ofrecen una instantánea de las condiciones atmosféricas en el edificio del reactor en el momento de la explosión de hidrógeno, así como de los fenómenos fisicoquímicos que ocurrieron durante la fusión”, explicó el doctor Satoshi Utsunomiya para la National Geographic.

Como toda tragedia que marca la memoria de quienes lo vivieron en persona, Japón cada año conmemora el fatídico golpe de la naturaleza.

Los japoneses no pierden la esperanza de encontrar a sus seres queridos. Foto: EFE

Aunque Tokio y otras provincias mantienen el estado de emergencia por la pandemia del coronavirus, se llevaron a cabo ceremonias con todas las medidas de bioseguridad. El emperador Naruhito y el primer ministro Yoshihide Suga acudieron a dichos actos oficiales.

El Gobierno dispuso guardar un minuto de silencio a las 14.46 (hora local) y momento exacto del terremoto. En Miyagi, una de las regiones del noreste más afectadas, los habitantes hicieron operaciones de búsqueda con la esperanza de encontrar a sus seres queridos.

Las actividades de búsqueda de los desaparecidos continúa 10 años después. Foto: EFE

El dolor de los sobrevivientes perdura y Japón aprendió una serie de lecciones. Actualmente, casi 2.500 personas siguen desaparecidas, según datos del Gobierno.

Las autoridades aseguran que los riesgos para la salud están controlados en las zonas que se han ido abriendo para animar a los evacuados a regresar. Tokio ha invertido cerca de 27.000 millones de dólares en la descontaminación de edificios, carreteras y otras superficies en los últimos años.

Diversas ceremonias se llevaron acabo para conmemorar los primero 10 años de la tragedia. Foto: EFE

Sin embargo, la Unión Europea aún aplica los límites establecidos para la importación de alimentos del país asiático conforme a la legislación vigente. Por su parte, Japón estableció un acuerdo mutuo con los países europeos y se comprometió a cumplir con los niveles del reglamento y no exportar aquellos productos que representen daños.

En memoria a la primera década del desastre, el Gobierno nipón ha aprobado un nuevo plan de reconstrucción para la próxima década que inyectará 15.000 millones de dólares adicionales.