ELIMINATORIAS QATAR 2022 - Revisa aquí la tabla de posiciones actualizada

El juego del calamar 2: Lee Jung-jae le pidió al director la segunda temporada

Netflix dio luz verde a la segunda temporada, pese a las dudas iniciales del director para continuar la historia de Seong Gi-hun. ¿Cómo convenció el protagonista al creador?

La segunda entrega de Squid game se encuentra en etapas iniciales. Foto: composición / Netflix
La segunda entrega de Squid game se encuentra en etapas iniciales. Foto: composición / Netflix
Cine y Series LR

El juego del calamar llegó a Netflix y se convirtió en la serie más vista en su historia. Su éxito mundial fue tan grande que los fans pidieron una segunda temporada, pese a que el director Hwang Dong-hyuk no tenía planeada una continuación que muestre el destino del protagonista tras el final abierto.

Para alegría de los fanáticos, Netflix ya dio luz a la segunda entrega y el cineasta contó que casi no tenía opción a negarse debido a la presión, demanda y amor por parte de los seguidores del programa.

PUEDES VER: Al fondo hay sitio: la vez que Grace y Nicolás fueron embarrados por Cayetana
Lazy loaded component

En su cuenta oficial de YouTube, Artist Company subió un video donde el actor Jung-jae (Seong Gi-hun) reveló que tuvo una conversación decisiva con el director tras la fuerte acogida del público. Además, detalló que también le exigió hacer la continuación.

“No estamos en la misma situación que entonces. Squid game es más querido de lo que cualquiera de nosotros había esperado al punto de que tenemos que pagarles de alguna manera. Creo que la segunda temporada será una forma de hacerlo”, le dijo a Dong-hyuk.

Ante la duda del creador, el interprete exclamó: “Director Hwang Dong-hyuk. No creo que tenga otra opción ahora. ¡Debe hacer la segunda temporada de Squid game!”.

PUEDES VER: Pasión de gavilanes 2: el fracaso de Benito Santos, ¿Qué pasó con él?
Lazy loaded component

¿Qué pasó en la primera temporada?

A lo largo de sus 9 capítulos, vimos cómo el famoso Squid game reunió a cientos de personas con dificultades económicas para hacerlos participar en juegos letales donde primaba la ley del más fuerte. El premio de 45 mil millones de wones se lo quedó el protagonista Seong Gi-hun luego de varios sacrificios.

Aunque su vida estaba prácticamente arreglada, decidió no usar el dinero y seguir adelante. Un día en el aeropuerto se reencuentra con el misterioso agente que lo reclutó y decide no tomar el avión para así descubrir todo sobre la temible organización.