Ícono en TV, pero fracaso en el cine: la cinta de He Man que fans prefieren olvidar

Con el estreno de Los amos del universo en Netflix, recordemos la película que protagonizó Dolph Lundgren. El no incluir “¡Por el poder de Grayskull!”, les pasó factura.

Dolph Lundgren apostó por dar vida He-Man en 1987.Foto: composición/Golan-Globus
Dolph Lundgren apostó por dar vida He-Man en 1987.Foto: composición/Golan-Globus
Flavia Paredes

En los años 80, hubo una serie de animación que llamó la atención a miles de jóvenes televidentes: He-Man y los amos del universo. Con su éxito todavía intacto, Netflix lanzó esta semana su propia versión titulada Master of the universe: revelation. Aprovechando este estreno, recordemos de qué trata la trama y qué pasó con su debut en el cine.

La historia, que nos lleva hasta el ficticio y mágico planeta de Eternia, nos presenta al príncipe Adam, un chico lejos de ser normal, ya que cada vez que tiene la espada del poder en alto y proclama: ¡Por el poder de Grayskull! ¡Yo tengo el poder!, su fuerza nace y toma el nombre de He Man, el hombre más poderoso en el universo.

Tras su paso por la TV, en 1987 se decidió que el personaje que nació de una línea de juguetes de Mattell tuviera una película, aquella que fue protagonizada por Dolph Lundgren.

Lazy loaded component

He-Man y una versión para el cine que no terminó de convencer

En 1987, Gary Goddard dirigió el primer live action de Masters of the universe, filme que tiene de protagonistas a Dolph Lundgren, Frank Langella, Jon Cypher, Chelsea Field, Billy Barty y Courteney Cox. Quizás el ingreso del primero en esta lista fue el más llamativo de todos, ya que él venía de Rocky IV, icónica historia donde dio vida a Iván Drago.

Con la presentación del filme, y gracias a lo dicho por realizadores, exdirectores de Mattel y fans en la serie de Netflix The toys that made us, se sabe que algunos seguidores de la franquicia no estuvieron muy contentos con la versión real. Algunos incluso criticaron la interpretación de Dolph Lundgren.

“Ok, quizás debí haber hecho más pesas. La gente decía que pintaron mis músculos. Por favor, yo los tenía, no necesitaba eso”, comentó el actor en el programa del streaming.

Por otro lado, los entrevistados mencionan que uno de los grandes errores de la película fue no incluir varios de lo famosos personajes de la serie animada, pero, sobre todo, dejar de lado aquel grito que llevó a He Man al éxito: ¡Por el poder de Grayskull! ¡Yo tengo el poder!.

Lazy loaded component

La historia que fue anunciada por todo lo alto no logró colmar las expectativas de la audiencia ni de la crítica. Esto no solo afectó a la producción, sino la llevó a recaudar solo 17 millones de dólares, monto que no logró cubrir los 20 con la que se produjo, según información de IMDb.

La secuela cancelada se convirtió en un proyecto ligado a Jean Claude Van Damme

De acuerdo al portal especializado CBR, el Grupo Cannon Films tenía grandes ambiciones para una secuela de Masters of the universe, pero a mediados de la década de 1980, ellos adquirieron los derechos de Spider-Man y apostaron por lanzar primero al mercado Superman IV: en busca de la paz, filme con el que no obtuvieron las ganancias deseadas.

Jean Claude Van Damme y un secuela que nunca llegó. Foto: difusión

Sin mayor éxito, Cannon tuvo que cancelar el regreso de He-Man al cine. Con varios problemas financieros, la productora llevó a cabo Cyborg con Jean-Claude Van Damme en 1989. Curiosamente, el filme ha sido identificado varias veces como Masters of the universe 2: cyborg en ciertas estaciones de televisión de Estados Unidos.

Para saber más sobre He-Man y los amos del universo, revise en Netflix The toys that made us.