LO ÚLTIMO - La lista de convocados para los partidos contra Colombia y Ecuador EN VIVO - Últimas noticias sobre derrame de petróleo que afecta al litoral

Localizan una supertierra que gira alrededor de su estrella cada 0,67 días

Mientras exploran el universo para encontrar posibles planetas habitables, los astrónomos detectaron un cuerpo celeste que orbita una enana roja a un ritmo frenético.

Una supertierra es un planeta fuera del sistema solar de una masa entre una y diez veces comparada a la Tierra. Foto: AFP
Una supertierra es un planeta fuera del sistema solar de una masa entre una y diez veces comparada a la Tierra. Foto: AFP
Ciencia LR

El boom del descubrimiento de exoplanetas comenzó en los años 90. Desde entonces, los astrónomos han cambiado su forma de observar el universo. Hay todo un abanico de posibilidades cuando se trata de mundos extraños: existen los que están envueltos de lava en la superficie, en otros llueven rocas o se esconden fortalezas de diamantes en el subsuelo. Incluso, se estudian planetas que permanecen en la oscuridad absoluta. Desde otros puntos del cosmos, también hay cuerpos celestes parecidos a la Tierra en masa, tamaño y distancia respecto a su estrella.

En este siglo, específicamente a partir del año 2005, otro paradigma nos ha encandilado: las supertierras, planetas extrasolares de entre una y diez veces la masa de la Tierra. Para maravillarnos aún más, recientemente se ha detectado a una de ellas llamada TOI-1685 b, a 122 años luz de nosotros, que se traslada alrededor de una estrella enana roja (o M) cada 0,67 días terrestres, es decir, a una velocidad vertiginosa.

El documento de este hallazgo se puede leer en la plataforma de preimpresión ArXiv, por lo que todavía falta una revisión efectuada por pares.

Las enanas rojas son estrellas relativamente pequeñas, inferiores al 40% de la masa de nuestro Sol. Emiten poca luz; la más grande de ellas posee a lo mucho el 10% de la luminosidad del astro rey. Hasta el momento, se sabe que son las esferas de plasma más comunes del universo observable.

Sin embargo, como la supertierra TOI-1685 está cerca a su estrella, su temperatura alcanza picos de 796 °C.

La detección de TOI-1685 se realizó por intermedio del Satélite de reconocimiento de exoplanetas en tránsito (TESS) de la NASA. El método de tránsito astronómico consiste en observar las distorsiones de la luz estelar cuando un cuerpo celeste está moviéndose por delante.

Esos datos se combinaron con los del instrumento espectrógrafo CARMENES, asentado en el Observatorio de Calar Alto en España, para llegar a un consenso.

Los investigadores propusieron que aquella supertierra tiene un tamaño de casi 1,7 veces mayor que la Tierra y es 3,8 veces más masiva.

TESS y CARMENES ya han encontrado un exoplaneta parecido de nombre Gliese 486 b, a 26 años luz de la Tierra, según un estudio de la revista Science.

Gliese 486 b tarda 1,5 días terrestres en dar una vuelta alrededor de su estrella y está minado de volcanes y ríos de lava, contó Trifon Trifonov, experto del Max Planck Institute for Astronomy (Alemania).