VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo

El 39% de universitarios padece adicción a los smartphones, según estudio

Si bien el estudio sobre el uso de smartphones se realizó en el Reino Unido, los científicos han verificado que los resultados son consistentes con otros reportes a nivel mundial.

Las horas invertidas en revisar teléfonos inteligentes se asocian a un decaimiento en la calidad de sueño. Foto: Difusión
Las horas invertidas en revisar teléfonos inteligentes se asocian a un decaimiento en la calidad de sueño. Foto: Difusión
Ciencia LR

Los teléfonos inteligentes han conectado al mundo como nunca antes lo había hecho la tecnología, pero preocupa que su uso excesivo deteriore la funcionalidad de las personas. Bajo ese contexto, aún no se elaboran diagnósticos clínicos referidos a este potencial problema de salud mental.

Un grupo multidisciplinario integrado por especialistas del King’s College London, la University College London y la South London y Maudsley NHS Foundation Trust —instituciones del Reino Unido— determinaron a través de una encuesta que el 39% de universitarios es adicto a los smartphones y un 68,7%, dentro de ellos, tiene mala calidad de sueño.

Estas observaciones se publican en relación con resultados obtenidos en el Reino Unido; sin embargo, según el apartado de discusión del documento científico, la prevalencia de los datos “es consistente con otros estudios reportados en poblaciones de adultos jóvenes a nivel mundial, que se encuentran en el rango de 30 a 45%”.

Todos los detalles complementarios se dan a conocer en Frontiers in Psychiatry, revista cuyos artículos son revisados por pares.

Para redactar el análisis, eligieron a 1.043 estudiantes del King’s College de Londres. En menores de 21 años, se descubrió que el 42,2% mostró adicción a los smartphones; en paralelo, el 34,2% de los jóvenes de entre 22 y 25 años registraron la misma dificultad. Cerca de un tercio de participantes mayores de 26 años (28%) —aunque la prevalencia disminuyó— también tuvo ese mismo diagnóstico.

Con respecto a los participantes que solo usaban sus teléfonos inteligentes durante dos horas al día o menos tiempo, el 20,3% era adicto. Este porcentaje se dispara a un 53,9% cuando solo se toma en cuenta a los que usan dicho aparato electrónico durante cinco horas diarias.

“El uso a la 1.00 a. m. o más tarde resultó en un riesgo cuatro veces mayor de adicción a los teléfonos inteligentes, en comparación con aquellos cuya última hora de uso del teléfono fue antes de las 11.00 p. m.”, aseveraron los firmantes de la investigación.

El 92,1% de los estudiantes universitarios encuestados, no obstante, intentó darle una solución a sus ansias de interacción a distancia: pusieron al teléfono en ‘no molestar’ o ‘modo avión’, desactivaron las notificaciones o simplemente lo silenciaron.

“No está claro si esta dependencia es del propio teléfono inteligente o de las aplicaciones disponibles a través del dispositivo (...). Existen patrones de comportamiento similares asociados con aplicaciones específicas (Adicción a Facebook o Instagram) que se están investigando por derecho propio, y es posible que ciertos tipos de uso del teléfono (Redes sociales, por ejemplo)”, se explica en el estudio.

Más adelante, los expertos colocan en primera fila a los síntomas psiquiátricos emergentes, como la ansiedad o los ánimos deprimidos, los cuales “indican una necesidad urgente de investigar más a fondo este fenómeno creciente”.