La NASA detecta indicios de ‘elfos’ y ‘duendes’ de luz en la atmósfera de Júpiter [VIDEO]

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

29 Oct 2020 | 15:43 h
Ilustración de cómo se vería un destello de luz especial en la atmósfera de Júpiter Foto: NASA
Ilustración de cómo se vería un destello de luz especial en la atmósfera de Júpiter Foto: NASA

Estos destellos, hasta el momento, solo se habían identificado en la Tierra. El espectáculo de colores solo dura unos 1,4 milisegundos en los cielos.

Los asombrosos fenómenos meteorológicos no serían solo propiedad de la Tierra. Nuevas observaciones astronómicas dentro del sistema solar sugieren que eventos extraños adornan las fronteras de otros mundos.

La misión Juno de la NASA —sonda espacial lanzada en 2011 desde Florida, Estados Unidos— sugiere haber encontrado 11 eventos luminosos transitorios (TLE) en la atmósfera superior de Júpiter, mediante espectrografía ultravioleta (UVS). Se trataría de ‘elfos’ y ‘duendes' de luz, que “solo se habían observado en la Tierra”.

Según el artículo publicado en la revista Journal of Geophysical Research: Planets, la mayoría de destellos fueron estudiados en los primeros cuatros años de la misión y durarían 1,4 milisegundos.

Los científicos ya habían predicho la aparición de las franjas brillantes ultrarrápidas desde el año 2019 en la alborotada atmósfera del planeta más grande del vecindario cósmico.

Lazy loaded component

“Estos destellos brillantes se parecen a los relámpagos, pero están ubicados mucho más arriba en la atmósfera que las regiones nubladas de Júpiter donde se generan los relámpagos”, se recalca en el resumen exhaustivo del documento.

Rohini S. Giles, autor principal del estudio, miembro de Juno y del Southwest Research Institute (Texas, Estados Unidos), se sorprendió al descubrir una imagen UVS de destellos jovianos “en la esquina donde no se suponía que debía estar”. A partir de ese dato, los investigadores infirieron la existencia de espectros raros relacionados a actividades meramente terrestres.

“Seguimos buscando más señales reveladoras de ‘elfos’ y ‘duendes’ cada vez que Juno hace un pase científico”, sostuvo Giles. Juno sobrevuela el espacio gracias a la energía del Sol, se ha acercado al gigante gaseoso 29 veces y sus órbitas demoran 53 días de manera individual.

Además, esta sonda forma parte del programa espacial New Frontiers de la NASA. Dicha iniciativa busca explorar el sistema solar basándose en el Programa Discovery fundado en 1992. Cada uno de sus paneles solares mide 8,9 metros de largo en una superficie de 24 metros cuadrados, conforme a National Geographic.

Así ensamblaban un panel de la sonda Juno en Colorado (2011)

Los ‘duendes’ de luz son descargas eléctricas producidas encima de las nubes hasta la estratósfera. Su nombre proviene de la comedia de William Shakespeare llamada Sueño de una noche de verano, de 1595. Allí, el dramaturgo describe personajes con el aspecto de esos seres fantásticos (Puck, Grano de Mostaza, Polilla, entre otros). La idea la tuvo el profesor Dave Sentman de la Universidad de Alaska en 1993.

En la Tierra, sus manchas de luces centrales se extienden de 24 a 48 km de ancho. Se les puede ‘confundir’ con medusas por lo sugerente de sus tentáculos luminosos.

Por otro lado, la Emisión de perturbaciones luminosas y de muy baja frecuencia debidas a fuentes de impulsos electromagnéticos (ELVES), o simplemente ‘elfos’, son discos planos que iluminan el cielo en mayor proporción que los duendes: crecen hasta 320 km. de diámetro.

Ambos fenómenos se presentan de color rojizo en respuesta a sus interacciones con el nitrógeno atmosférico en la Tierra; en contraste, los investigadores consideran que en la capa de gas de Júpiter deberían verse azules o rosas por el hidrógeno.

En tal sentido, los astrónomos creen que contrastar la información completa de TLE entre Júpiter y la Tierra “mejorará nuestra comprensión de la actividad eléctrica en atmósferas planetarias”.

Video Recomendado

Lazy loaded component