EN VIVO - Barcelona vs. Rayo Vallecano: sigue el minuto a minuto del partido por LaLiga Santander LO ÚLTIMO - Vacunación de menores de 12 a 17 años iniciará el martes 2 de noviembre, confirmó ministro Cevallos

‘Cazador de virus’ busca descubrir con precisión el origen de la COVID-19

El científico y virólogo Linfa Wang está realizando estudios profundos para encontrar al paciente cero en la ciudad china de Wuhan, epicentro del coronavirus.

El biólogo Linfa Wang es uno de los mayores expertos virólogos y especialista en murciélagos en el mundo. Foto: Univ. Duke
El biólogo Linfa Wang es uno de los mayores expertos virólogos y especialista en murciélagos en el mundo. Foto: Univ. Duke
Ciencia LR

Luego de ayudar en el rastreo del SARS desde murciélagos hasta humanos, Linfa Wang, uno de los mayores especialistas a nivel mundial sobre virus emergentes, está desarrollando un ensayo para determinar el camino del nuevo coronavirus, según la revista Science.

Wang, quien también es director del Programa de Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Facultad de Medicina de Duke-NUS (Singapur), ha basado su trabajo de más de dos décadas en los murciélagos, sindicados hasta ahora como los responsables de la transmisión del virus hacia los humanos.

PUEDES VER: En Reino Unido, prevén vacunar contra la COVID-19 solo a una parte de la población

Él argumenta que estos animales tienen características en su ADN que los transforma en reservorios, es decir, son capaces de albergar virus peligrosos para los humanos. En 1994, Wang ayudó a secuenciar el virus Hendra, que mató a caballos y a un hombre en Australia, después se supo que fue transmitido por murciélagos.

Posteriormente, investigó el virus Nipah, que también tiene sus orígenes en estos mamíferos voladores. En 2003, el científico participó en una misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para averiguar en China los orígenes del virus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

Wang ha logrado descubrir varios virus con origen en murciélagos. Foto: Univ. Duke

Rastrando el origen de la COVID-19

Durante los primeros meses de la pandemia, Wang comenzó a trabajar en una prueba para detectar anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en muestras de sangre, un indicador que demuestra una infección previa.

La evidencia sugiere que el virus se originó en los murciélagos; sin embargo, la herramienta que está desarrollando el especialista podría ayudar a descubrir con precisión cómo, cuándo y dónde se dio inicio (paciente cero).

PUEDES VER: Pacientes recuperados de COVID-19 podrían adquirir inmunidad por décadas, revela estudio

La investigación lo obligará a examinar a miles de animales y humanos para detectar signos de una infección previa.

Wang desarrolló una prueba que supera las dificultades que suponen los ensayos de neutralización de virus —denominado el “estándar de oro”— o inmunoabsorbente ligado a enzimas (Elisa).

Dicha neutralización lo obligaría a usar virus vivos, un proceso lento, costoso y que se debe ejecutar en un laboratorio de bioseguridad de alto nivel. El test Elisa resulta más fácil de manipular, pero exige una versión para cada especie: murciélagos, perros, mapache, gatos de algalia o pangolines.

La pandemia por el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) fue originada en murciélagos. Foto: AFP

Marion Koopmans, viróloga del Centro Médico Erasmus, le atribuye el mérito de haber lanzado esencialmente el campo de la inmunología de murciélagos y desarrollar las herramientas para perseguirlo. “Ha hecho un esfuerzo heroico para establecer una línea de investigación muy desafiante, que necesitaba comenzar desde cero”, contó a la revista Science.

Coronavirus, últimas noticias: