EN VIVO - Perú vs. Brasil: sigue el minuto a minuto del partido por el oro en los Panamericanos Junior 2021

Estudio reveló por qué los recuerdos unidos a las emociones son tan fuertes

Según ejemplifica el estudio realizado por la Universidad de Columbia, una persona puede recordar qué estaba haciendo el 11 de setiembre de 2001 cuando derribaron las torres gemelas, pero borra por completo lo que ocurrió el día anterior.

Investigadores aún están por determinar por qué los recuerdos quedan grabados por el hipocampo de manera tan fuerte. Foto: Difusión.
Investigadores aún están por determinar por qué los recuerdos quedan grabados por el hipocampo de manera tan fuerte. Foto: Difusión.
Agencia  Europa Press

Los científicos de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, han descifrado qué hace que los recuerdos unidos a emociones queden fijados en la memoria de forma tan fuerte, según publican en la revista ’Nature Communications'.

La mayoría de las personas pueden recordar dónde estaban el 11-S o qué tiempo hacía el día en que nació su primer hijo, pero los recuerdos sobre los eventos mundiales del 10 de septiembre o el almuerzo del martes pasado se han borrado completamente.

“Tiene sentido que no lo recordemos todo”, explica René Hen, profesor de Psiquiatría y Neurociencia en el Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos. Además, dice que “tenemos un poder cerebral limitado y solo necesitamos recordar lo que es importante para nuestro bienestar futuro”.

PUEDES VER Ver demasiada pornografía está vinculada a la disfunción sexual en hombres, sugiere estudio

El miedo, en este contexto, no es solo un sentimiento momentáneo sino una experiencia de aprendizaje crítica para nuestra supervivencia. Cuando una nueva situación nos da miedo, el cerebro registra los detalles en nuestras neuronas para ayudarnos a evitar situaciones similares en el futuro, o usar la precaución adecuada.

Lo que sigue siendo un misterio es por qué estos recuerdos, grabados por el hipocampo del cerebro, se vuelven tan fuertes.

Para averiguarlo, Hen y Jessica Jiménez, una estudiante de doctorado y la otra con doctorado en Columbia, colocaron a los ratones en entornos nuevos y aterradores y registraron la actividad de las neuronas del hipocampo que llegan al centro de miedo del cerebro (la amígdala). La actividad de las neuronas también se registró un día después cuando los ratones intentaron recuperar recuerdos de la experiencia.

Como era de esperar, las neuronas que responden al entorno aterrador envían esa información al centro de miedo del cerebro. “Lo sorprendente fue que estas neuronas se sincronizaron cuando el ratón luego recuperó la memoria”, explica Hen.

“Vimos que es la sincronía lo que es fundamental para establecer la memoria del miedo, y cuanto mayor es la sincronía, más fuerte es la memoria. Estos son los tipos de mecanismos que explican por qué recuerdas eventos importantes”, agrega Jiménez.

Todavía se desconoce cómo y cuándo se produce la sincronización, pero la respuesta podría revelar el funcionamiento interno del cerebro que crea recuerdos de por vida y conduce a nuevos tratamientos para el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

PUEDES VER Detrás de la Vía Láctea, detectan una gigantesca estructura de 1.400 millones de años luz de largo

“En personas con TEPT, muchos eventos similares les recuerdan la situación aterradora original y es posible que la sincronización de sus neuronas se haya vuelto demasiado fuerte”, apunta Hen.

“Realmente estamos tratando de profundizar en los mecanismos de cómo se forman los recuerdos emocionales para encontrar mejores tratamientos para las personas con TEPT y trastornos de la memoria en general”, aseguraron las investigadoras.