La educación y formación de los niños se inicia en casa, Por esa razón los padres de familia deben cuidar la forma como se dirigen a sus niños. En muchas ocasiones por el enojo, cansancio y frustración, sin querer los padres dicen palabras que pueden repercutir en la autoestima del pequeño.

Si bien, los efectos de estas palabras no se notan de inmediato, en el futuro, quizás en la adultez, afloren inseguridades, miedos, y posibles trastornos, causados por el trato que se le dio en la niñez.

Puedes ver: 5 ACTIVIDADES PARA FORTALECER EL VÍNCULO CON TUS HIJOS

Reprenderlo adecuadamente, conversando y sobretodo, tratar de que el niño entienda que cometió un error, explicándole los detalles de lo ocurrido, y es cierto que, aunque a veces, no haya paciencia, respirar un poco, antes de decir alguna palabra que cale de por vida en él.

A continuación, le brindamos algunos consejos y frases que se recomienda evitar decirle a los niños:

Evitar los gritos: Conversando se entienden mejor las cosas a cualquier edad

No comparar

Cada persona tiene su personalidad, con sus defectos y virtudes, por lo tanto, es importante que el niño conozca su propio valor. Compararlo con el comportamiento de su hermano o el de alguna otra persona, lo frustrará y entenderá que debe ser como la otra persona, vivirá tratando de parecerse, e inclusive realizar cosas que no le agradan, sólo por complacer al padre. Además, puede entender que no es bueno, ni hábil. Estas comparaciones también pueden causar rivalidades entre el niño y la persona con la que se le compara

Puedes ver: SIETE CONSEJOS PARA ENSEÑAR A TU HIJO A ORDENAR SU CUARTO

Disminuirlo sólo por ser chico

Cuando un niño tiene el ánimo de ayudar, hay que dejarlo hacer y enseñarle, pero si cuando muestra esta intención se le contesta negativamente y se le indica que él no sabe, no puede, porque es muy pequeño, sólo generará inseguridad, el pequeño creerá que es un incapaz, y siempre tendrá miedo de intentar algo y no lograrlo. Si se actúa de una manera positiva, el niño aprenderá que intentándolo siempre, el podrá conseguir lo que se proponga.

Valorar su esfuerzo es importante, disminuirlo sólo hará del niño un ser inseguro

Evitar decirle: “No te quiero”

El lazo máximo de amor que tiene un niño es con sus padres, pero cuando por algún momento de cólera o por condicionar un comportamiento, se le dice esta frase, se le hace un daño irreparable. Sentir que el vínculo de amor más importante que tiene, está roto, generará consecuencias muy serias en el pequeño, lo volverá inseguro, desesperado. Peor aún si luego se trata de explicar sólo generará más confusión en el pequeño.

Puedes ver: ETAPA ESCOLAR: ¿CÓMO HACER FRENTE A LOS BERRINCHES O RABIETAS?

No decirle: “No llores que no es para tanto”

En la niñez se aprenden a manejar las emociones, entonces, en muchas ocasiones, el llanto es la manera que ellos tienen para expresar, lo que sienten. Al decirle esta frase, sólo va a reprimir sus sentimientos y callará sus emociones, ello ocasionará que cuando crezca y se convierta en adulto, le costará mucho comprender su propio sentir y sentirá culpa porque no sabrá cómo expresarse de manera adecuada.

Dejarlos expresarse, evitar reprimir sus sentimientos y emociones

Es importante entender también que el hogar es la primera escuela. En casa aprenderá cómo comportarse, como tratar a los demás, el respeto, entre otros. El colegio lo educará en cuanto a conocimientos, y reforzará los valores aprendidos en casa