La Merced: travesía de película

Siéntase como Indiana Jones en un circuito turístico que es naturaleza y adrenalina en los bosques de La Merced (Chanchamayo, Junín), la selva más cercana a Lima. 

30 Oct 2015 | 23:30 h

Luis Pérez
Revista Rumbos
 
No es un circuito de Combate. Tampoco de Esto es Guerra. Aquí nada es armado, todo es real. Lo creó la naturaleza para el disfrute de niños y adultos, de exploradores consumados y turistas urbanos que buscan liberarse de sus rutinas y sentirse, al menos por una vez, como Indiana Jones.
 
Y la primera escena de esta aventura en las afueras de La Merced, la capital de la provincia de Chanchamayo, tiene como locación al puente colgante Kimiri. Este se tambalea ante el paso de los protagonistas que transpiran a más no poder, por el señorío del sol.Al llegar al otro extremo son recibidos por una trocha zigzagueante y plantaciones de tangerinas y naranjas. 
 
Una promesa de frescura que se desvanece ante la tierna mirada –llamémosla así- de los dueños de esas parcelas, quienes no se muestran muy alegres ante las traviesas pretensiones de los recién llegados. Cambio de planes. Volver a caminar, encontrar consuelo en las visiones del río Chanchamayo, el impetuoso acompañante de los andariegos.
 
Explorar bajo un calor voraz. La selva está caliente, hierve, sofoca, pero no hay que “perder el ritmo, porque aún no hemos llegado al inicio de la ruta”, arenga o desanima el guía, aunque muchos no entienden cómo es eso de que recién vamos a empezar. ¿Quiere decir que lo hecho hasta aquí era tan solo una práctica o una especie de calistenia?
 
Minutos después, la agitación se termina. Descanso en la cabaña de Jesús Domínguez. Él da las recomendaciones para el último tramo, porque a 200 metros está -ahora sí- el punto de partida que es, a la vez, el final de un riachuelo. A mojar las zapatillas y a atravesar pequeñas caídas de agua hasta chocar con un velo de tres metros.
 
¿Y ahora qué? “¡A escalar!”, responden. Sogas y lianas parar ascender y vencer los miedos. Primer obstáculo dominado. Quedan tres y son más altos. ¿Y ahora? “¡A escalar!”, se repite la orden. Vértigo por todos los ángulos y la vista espléndida desde la catarata Borgoña, como premio a la persistencia. Después de dos horas de intenso trajín, se tiene la sensación de que Indiana Jones es tan solo un principiante.
 
Claves
 
La ruta: Lima-Tarma-La Merced. Vía: Carretera Central. Distancia: 371 kilómetros. Tiempo: 8 horas. Hay buses todos los días. 
Atractivos: Cataratas Aguaflor, Caracol, Tirol, La Encantada, Borgoña, Bayoz y Velo de la Novia. Visite la Comunidad Nativa Marankiari.
Dormir: Gad Gha Kum “El Mensajero Lodge”, Carretera Central kilómetro 97, San Ramón, Chanchamayo. T. (064) 331935 / 944 460966. Correo: reservas@elmensajerolodge.com.
Tours: Selva Alta Viajes, jirón Arica 269, La Merced. T. (064) 783418 / 943 163884. Correo: selvaaltatravel@hotmail.com.
 

 

Te puede interesar