Hilario Mendívil en la casa Riva Agüero [Video]

La vida y obra del maestro cusqueño se exhibe en el Museo de Artes y Tradiciones Populares en el Centro Histórico de Lima.

13 Dic 2017 | 6:40 h

Las piezas de don Hilario Mendívil y su esposa Georgina Dueña no se vendían en las tiendas de artesanías de Cusco y fueron motivo de burla por los cuellos largos de sus personajes "que parecían de llamas". Hasta que un buen día, una pareja de turistas procedentes de Lima quedaron sorprendidos con la imaginería de Mendívil y compraron tres Reyes Magos.

José María Arguedas y su esposa Celia Bustamante eran esos turistas que se enamoraron de los "cuellos largos" de Mendívil. Pero no se conformaron con llegar a Lima con esas finas piezas de artesanía cusqueña. Celia movió cielo y tierra hasta que logró un espacio en el calendario de la Galería Pancho Fierro –en la Plaza Mayor de Lima– para la primera exposición de la obra de Mendívil. Era el año 1957.

PUEDES VER Cusco: Pobladores de Chumbivilcas evalúan paro regional

El resto es historia conocida, pero es bueno recordar que el arte de los Mendívil es una muestra más de la célebre Escuela de Arte Cusqueña. El propio Arguedas así lo describió: "Durante los siglos de la construcción española, fue el Cusco el mayor centro artístico de América del Sur... El Cusco se convirtió en una escuela inagotable de arte, proveedora del inmenso Virreynato".

Con el paso de los años, la obra de Mendívil fue ganando admiradores.

La recordada periodista Doris Gibson, fundadora y directora de la revista Caretas, logró conservar la mayor colección de piezas de Mendívil dedicadas a la Procesión del Corpus Christi.

En casa Riva Agüero

Esta bellísima colección fue heredada por el Museo de Artes y Tradiciones Populares, dirigido por Luis Repetto, donde se acaba de inaugurar una muestra dedicada a la vida y obra del maestro Mendívil.

La muestra ocupa todo el segundo piso de la Casa Riva Agüero (cuadra 4 del jirón Camaná, junto a una de las escasas cocheras cercanas a la Plaza Mayor) y es una buena oportunidad para recorrer esta bella casona limeña –de las pocas que quedan en pie- mientras comparte el asombro por las piezas de cuellos largos del Mendívil.

Sobresalen motivos tradicionales de la imaginería cusqueña: nacimientos, reyes magos y otras imágenes vinculadas a la celebración de la Navidad. Pero también se pueden ver piezas únicas, como pinturas, y la colección de la Procesión del Corpus o la bellísima imagen de Santa Rosa de Lima, versión Mendívil. Por si fuera poco, a la espalda de la Casa Riva Agüero, en pleno Jirón de la Unión, también se puede visitar una muestras de "nacimientos andinos".

Como se sabe, los herederos de Mendívil tienen en la cuesta de San Blas una de las tiendas de artesanías más visitada de Cusco. Así que la exposición en Casa Riva Agüero es una buena oportunidad para conocer en Lima nuevos detalles de la vida y obra del maestro cusqueño. 

Te puede interesar