Se frustró sesión pública sobre filial UNT en Otuzco

7 Dic 2017 | 7:36 h

La Libertad. La sesión pública con el alcalde, regidores, autoridades y universitarios de la provincia de Otuzco, para ver el problema del cierre de la filial de la Universidad Nacional de Trujillo en esa ciudad, se vio frustrada porque solo asistieron dos concejales.

Ayer se vivía una tensa calma tras la toma de la Municipalidad Provincial de Otuzco por los ronderos y la protesta de los estudiantes de la filial que se encadenaron el lunes último exigiendo que no se cierre la sede de la UNT en la Capital de la Fe.

Unos 50 policías acordonaron la comuna y los empleados ingresaron a trabajar en sus oficinas, mas no así el alcalde Luis Rodríguez, quien tampoco estuvo en la sesión pública. Esta actitud fue considerada una falta de respeto hacia los jóvenes.

En tanto, el rector de la UNT, Orlando González Nieves, manifestó que la decisión de cerrar la filial en Otuzco procede de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), debido a que se abrió de manera irregular, sin un estudio de mercado y no tiene sostenibilidad. 

Te puede interesar