Ministerio de Justicia se encargará del traslado de ‘Maranguita’ desde 2018

Poder Judicial cederá administración al sector. Ejecutivo deberá evaluar posibles terrenos, reveló el presidente del PJ, Duberlí Rodríguez, tras motín registrado en esa correccional de menores. Alcalde de San Miguel dice que es "bomba de tiempo".

14 Sep 2017 | 6:05 h

Desde fines de año, el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, conocido como 'Maranguita', dejará de ser administrado por el Poder Judicial (PJ) y estará a cargo del Ministerio de Justicia (Minjus), el cual deberá ejecutar su ansiada reubicación lejos del distrito de San Miguel.

Así lo manifestó el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, tras lamentar el motín que dejó al menos 10 heridos en ese albergue.

PUEDES VER Al menos 10 heridos dejó motín e incendio en ‘Maranguita’ [VIDEO]

"No es nada agradable que existan cárceles dentro de una ciudad. Eso genera un clima de peligro porque las personas que visitan tienen conductas equivocadas, es legítimo el reclamo de los moradores de San Miguel. Ya existe una ley que pide el traslado de este centro. Entiendo que el Ministerio de Justicia está tomando medidas para que sea reubicado a otro lugar más alejado de la ciudad", reveló.

Se debe precisar que en mayo pasado ya se había anunciado que la administración de 'Maranguita' pasaría a manos del Minjus, tras una sesión del Consejo Nacional de Política Criminal (Conapoc).

Rodríguez indicó ayer que su gestión ya había iniciado la búsqueda de compradores de un nuevo espacio para este reclusorio. "Ese terreno no cuesta menos de 50 millones de dólares y con ese dinero se puede construir otro local. Dentro de Bienes Nacionales se puede ver el terreno o comprarlo por último", dijo.

Luego de que conociera que los internos se amotinaron porque, según denunciaron, existen maltratos a las visitas y tocamientos indebidos a las mujeres, el presidente del Poder Judicial descartó estas acusaciones tras realizar una visita a 'Maranguita'.

"Lo que también sostienen es que el 23 de setiembre ellos quieren hacer una fiesta por el Día de la Juventud, pero la quieren con orquesta y licor. Parece que en algunas administraciones anteriores sí se lo permitían, pero ahora no y eso les ha molestado", aseguró Rodríguez, quien dijo que esto no es motivo suficiente para un motín. "Existen reclusos mayores de edad (que cumplieron 18 en el proceso de su pena) que incitan a los menores a tomar estas medidas".

Nazareno y Gandhi

Fuentes policiales informaron que, para provocar el incendio, los internos quemaron unos 180 colchones, mesas, computadoras y otros enseres.

El motin fue protagonizado por 150 o 250 internos de los pabellones Nazareno y Indira Gandhi. Ellos tomaron como rehenes a cuatro educadores que, felizmente, fueron rescatados, aunque uno de ellos con heridas leves. Un bombero también tuvo que ser hospitalizado.

Algunos padres de familia que se amanecieron en el lugar esperando tener noticias de sus hijos dijeron que estos infractores reclaman medidas justas como mejor alimentación.

En tanto, los vecinos de la avenida La Paz, y en especial los que residen en la cuadra 15, aseguraron que vivieron momentos de terror ante la posibilidad de que muchos de los menores pudieran escapar. Después del mediodía recién la calma volvió a 'Maranguita'.

"Hemos llegado a una suerte de clima de paz y esperamos que eso se mantenga. Yo tuve que hablar con los propios familiares, les he dicho que no hay muertos ni heridos graves", aseguró Rodríguez.

“Bomba de tiempo”

Por su parte, Eduardo Bless, alcalde de San Miguel, dijo que el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima "es un peligro para los vecinos del distrito".

"Maranguita es una bomba de tiempo, esto puede terminar en una tragedia de muertes. Fue construido en 1945 para 390 personas y ahora tiene 900, hay un hacinamiento tremendo. Hasta los mismos educadores están en un grave peligro porque en cualquier momento se desata de nuevo el problema", señaló.

"La situación es insostenible. 'Maranguita' ya no da para un centro, tiene que ser reubicado de todas maneras", subrayó Bless, al agregar que no ve alguna decisión política para este traslado.

Claves

  • “Las quejas de los menores serán procesadas, se les hará seguimiento, y se adoptarán las medidas pertinentes para que las acciones de violencia no se vuelvan a repetir”, subrayó Duberlí Rodríguez.
  • Informó que la protesta dejó también como resultado algunos daños a la infraestructura del local.

Te puede interesar