• Impresa
  • La Contra
  • Perú
Martes, 30 de Enero de 2018 | 6:6:31 am

Azucena del Carmen: “Siempre he tenido un gusto por lo nacional”

Azucena del Carmen, a sus 26 años, la tiene clara. Su talento y amor por el arte nacional la llevaron a crear Carga Máxima, un taller donde se aplica la técnica de tipo de letra chillante o colorida. Sus productos hechos a mano, donde la pintura se combina con las técnicas de diseño gráfico, se han exhibido en Brasil, Chile, Bolivia, México y España difundiendo la gráfica popular como un movimiento social.

¿Cómo iniciaste en el mundo del arte?

Estudié diseño gráfico y realicé un proyecto que se llamó Museo Chicha. En 2010, pintores como Christian Bendayán y Cherman habían calado con el tema de peruanidad, de la amazonía y símbolos patrios. Entonces creí que era muy valioso juntar toda esa información en un espacio físico, porque había mucha gente de mi edad que no entendía qué era 'chicha, 'arte' o 'gráfica popular'. Yo siempre he tenido un gusto por lo nacional.

¿De dónde viene esta influencia, este amor por lo nacional?

En mi familia son muy patriotas, muy pegados a nuestras raíces. Por ejemplo, mi repertorio musical son cumbias, música criolla y huainos, por influencia familiar. Tengo un sentimiento populachero, un corazoncito que va para ese lado. Si tengo que escoger entre un Mc Donald's y una salchipapa, me como una salchipapa.

¿Y en qué momento creas Carga Máxima?

Cuando conocí a Alinder Espada, mi socio. Él estudió pintura en Bellas Artes y en 2014 creamos Carga Máxima. Para nosotros, es un movimiento social, no tiene un nombre de autor.

Carga Máxima es el estilo de letra chillante. Ese color flúor es mal llamado 'chicha', es un término errado e ignorante.

¿De dónde proviene el nombre Carga Máxima?

Es el nombre del estilo de letra que nace en el mercado de La Parada en los años 50 por un pintor llamado 'Caracortada' y su alumno 'Caribeño'. Ellos son los fundadores de ese estilo. Se le denominó Carga Máxima porque se utilizaba en los camiones de carga.

¿Fue difícil empezar con este modelo de negocio?

Muy difícil. Nosotros salimos al mundo a través de las redes sociales y éramos muy conocidos, pero en el mundo del arte no teníamos un padrino. Carga Máxima rompió con esto, los artistas empezamos a hablar de nuestro propio trabajo sin intermediarios. Con este tipo de negocio escribimos, investigamos, hacemos fotos, videos, pintamos, manejamos redes sociales y atendemos a los clientes.

¿Por qué crees que este tipo de arte tuvo acogida en la gente? ¿Porque se volvió tendencia o porque se revaloró lo nuestro?

Por ambas razones. Al inicio por una cuestión de moda, porque en el mundo hubo un 'boom' del handmade (todo lo hecho a mano). Sin embargo, la gente empezó a indagar y buscar, conocer lo nuestro. En otros países han visto positivo difundir la gráfica popular. Nosotros nos estamos haciendo de un nombre, porque somos pioneros en este tipo de arte.