Temen impacto económico de la poderosa mafia de la carne

EFE. Brasil reforzó los controles e inspecciones a empresas alimenticias tras el escándalo generado por una mafia que adulteraba carnes, cuya dimensión pudiera afectar el comercio de uno de los mayores exportadores mundiales de ese sector.

Fiscales de la sanidad alimentaria recorrieron las instalaciones de una treintena de empresas que son blanco de una investigación de la Policía, que descubrió una banda integrada por agentes públicos y directivos de empresas que adulteraba carnes ya vencidas con métodos que sembraron indignación en el país.

Esas prácticas implicaban el uso de químicos para mejorar el aspecto de las carnes, la falsificación de etiquetas con la fecha de validad o la utilización de alimentos no adecuados para el consumo en la elaboración de embutidos, entre muchas otras irregularidades.

Al menos tres procesadoras de carnes fueron clausuradas y otras 21 estaban bajo sospecha, según informó el Ministerio de Agricultura, que no oculta la preocupación económica generada, pues las prácticas corruptas afectaban tanto a productos dirigidos al mercado local como al exterior.

Síguenos en Facebook