Rendición de cuentas

Luis Castañeda, hora de dar explicaciones

Esta semana, se aprobaron las 25 mil firmas que dan luz verde a la demanda de rendición de cuentas contra el alcalde de Lima. La iniciativa ciudadana 'Habla Castañeda' acaba de sentar un precedente: por primera vez un burgomaestre será interpelado por los vecinos.

Edgar Gamboa

Domingo, 21 de Enero del 2018

A mediados del 2017, el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, publicó algunas respuestas al pliego interpelatorio que un año atrás había planteado la iniciativa ciudadana 'Habla Castañeda'. A través del portal web de la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML), el burgomaestre compartió un documento virtual, en formato PDF, con 106 respuestas que no convencieron a nadie. Menos a sus interpeladores.

—Imagínate que una de sus respuestas fue: la información que figura en la página del MEF.

—¿No decía nada más?

—Nada más... Bueno, acotaba que por lo tanto la información es pública. Eso.

Hernán Núñez, regidor de oposición en la Municipalidad de Lima y uno de los impulsores de esta iniciativa, sonríe de solo recordarlo.La pregunta puntual, vinculada al tema de transporte, había sido: ¿Cuántos recursos se han presupuestado y ejecutado para la contratación de los inspectores municipales de transportes en la Gerencia de Transporte Urbano? Precisar los presupuestos de los años 2015 y 2016 por meses.

Para Núñez, como para el equipo que lo ha acompañado a lo largo de casi año y medio, ese primer intento de Castañeda por "esquivar la interpelación con respuestas vagas", es algo que no debería volver a ocurrir. Hace unos días, lograron que el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) validara las 25 mil firmas que se requerían para obligar al alcalde a rendir cuentas sobre su gestión.

—Ahora tendrá que responder con seriedad. Ya no podrá evadir un derecho que tenemos todos los ciudadanos, amparados por la ley.

Silencio cómplice

Más allá de su irónico nombre, la campaña 'Habla Castañeda' nació como respuesta al sospechoso hermetismo que caracteriza al alcalde, respecto no solo al manejo presupuestal de sus obras, sino también a otros aspectos de su gestión. Un silencio que parece confabular contra los intereses de una ciudad cada vez más afectada por el tráfico, la inseguridad, falta de áreas verdes, etc.

Uno de los puntos de partida para esta iniciativa fue la construcción del by-pass de la avenida 28 de Julio, obra que no sólo no contribuyó a mejorar el tránsito en ese sector de Lima, sino que lo empeoró. Pero ese no fue el punto más negativo de esta construcción. Tampoco que se hayan talado varios árboles y desaparecido jardines. Ni siquiera el hecho de que a días de su inauguración, los muros del túnel comenzaran a agrietarse.

Lo más grave fue que Castañeda, además de negarse a rendir cuentas a los vecinos y los medios de comunicación, que solo pedían un poco de transparencia, tampoco respondió ante los miembros del Concejo Metropolitano, que solicitaban información sobre los costos y el expediente técnico de dicho by-pass.

"Ante tanto silencio de todas partes es que nace esta iniciativa. Fue la suma de varios factores, primero fueron los vecinos del Cercado de Lima afectados por el by-pass, luego los estibadores del mercado mayorista, el sindicato de trabajadores de limpieza pública, la federación de obreros municipales, el Colegio de Arquitectos y los centros federados de algunas universidades", recuerda Hernán Núñez.

Pero más que una iniciativa ciudadana, 'Habla Castañeda' significa el ejercicio de un mecanismo legal sin precedentes en nuestro país: la demanda de rendición de cuentas. La abogada Marité Bustamante, ex regidora durante la gestión de Susana Villarán, fue quien descubrió esta posibilidad y la planteó al que por entonces era solo un colectivo en busca de respuestas.

El primer paso sería la adquisición de un kit de demanda de rendición de cuentas en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), pero aquí también surgieron inconvenientes. "Los kits de revocatoria te los venden en la ONPE por docenas, pero el de demanda de rendición de cuentas, por inusual, ni lo conocían", relata Núñez.

Lo siguiente sería la recolección de firmas, 25 mil por tratarse de Lima, y la presentación de un pliego interpelatorio con las preguntas que el demandado alcalde debe responder. En esas instancias se encuentra actualmente este proceso: Reniec ya aprobó las firmas y el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) viene evaluando el cuestionario de más de 130 preguntas. "En el camino fuimos sumando nuevas inquietudes, por eso superamos las 108 preguntas que Castañeda respondió sin mucho interés", explica el impulsor de esta gesta.

Lo que se viene

De no mediar inconvenientes, el JNE tendría que resolver en los próximos días cuáles preguntas proceden y cuáles no para la interpelación. Inmediatamente, Castañeda sería notificado y tendría un plazo de sesenta días para responder. Por ley, tendría que hacerlo a través de la página web de la MML, pero con un mejor sustento que la última vez y en una zona más visible para el público.

Un detalle que preocupa a los promotores de 'Habla Castañeda', es que no hayan plazos para que el JNE evalúe el pliego interpelatorio. "Lo ideal sería que lo resuelvan en un par de semanas. Sobre todo porque es la primera vez que se está ejerciendo este derecho y se sentaría un precedente importante para el país", comenta Hernán Núñez.

El regidor, quien recuerda que desde que inició la campaña le abrieron un proceso disciplinario en la MML, además de hostigarlo con restricciones y calumnias, cree que lo correcto sería que Castañeda convoque a un cabildo abierto en el que responda públicamente a los cuestionamientos de los limeños.

Así, el burgomaestre tendría que sustentar en persona, cara a cara, los sobrecostos generados, por ejemplo, durante la construcción del Puente Bella Unión, obra que se proyectó en el 2015 como puente colgante y que acabó como un puente sostenido por pilotes, cuyo precio pasó de S/. 56 millones de soles a US$ 41 millones de dólares.

El cabildo abierto, también le daría la oportunidad a Castañeda de explicar a sus trabajadores qué pasó con esos sueldos impagos de varios meses, los despidos arbitrarios que sufrieron sus ex compañeros y las compensaciones económicas que, presuntamente, reciben los funcionarios ediles de mayor confianza.

Pero difícilmente se daría esta situación.

Los ciudadanos, se conforman con que el alcalde, desde su página web, explique y sustente, con información precisa, cómo se distribuyeron los presupuestos asignados entre los años 2015 y 2017 para temas de transporte, planificación, seguridad ciudadana, gestión de riesgo ante desastres, espacios públicos, bienestar social, etc.

El suplemento Domingo, trató de obtener la versión de la comuna limeña respecto a la inminente interpelación, pero ningún funcionario quiso declarar. Durante varios días, intentamos comunicarnos con la teniente alcaldesa, Patricia Juárez, quien anteriormente se había pronunciado, pero no obtuvimos respuesta.

De momento, se sabe que Castañeda no tiene otra opción. Evadir la interpelación sólo podría complicar todo, pues existe la posibilidad de que lo denuncien penalmente.

"Si no responde, lo denunciaremos por rehusarse a rendir de cuentas. Ese es un delito penado y no creemos que quiera pasar por eso", acota Hernán Núñez. Tal parece que para el alcalde más silencioso de todos ha llegado la hora de hablar.

Te puede interesar

Nuestras portadas