Denuncian por terrorismo a nueve fundadores y dirigentes de Conare-Sutep

Procurador antiterrorista pidió a la Segunda Fiscalía Supraprovincial investigarlos por su militancia en Movadef.

Ana Núñez.

El procurador antiterrorismo del Estado, Julio Galindo , presentó ante la Segunda Fiscalía Supraprovincial una denuncia por el presunto delito de terrorismo contra los nueve fundadores del llamado Comité Nacional de Reorientación y Reconstitución del SUTEP ( Conare-Sutep ), grupo que promueve un paro magisterial desde el 20 de junio último.

Galindo Vásquez explicó que la investigación quedó en manos del fiscal César Cordero , quien le adelantó que solicitará la intervención de la Dirección contra el Terrorismo ( Dircote ) para realizar las indagaciones pertinentes.

El abogado del Estado precisó que la denuncia fue presentada contra Efraín Condori Ramos, César Hugo Tito Rojas, Aída Ortega Velásquez, Timoteo Cruz Murillo, Pedro López Guerrero, José Romero Gastelumendi, Lucio Caclla Cocllata, Vilma Quispe, Carlos Albújar Ortiz y los demás que resulten responsables.

"Esta denuncia ha sido presentada contra los nueve dirigentes de Conare y contra los que resulten responsables. Eso significa que a costa de esta investigación, la Fiscalía y la Policía van a convocar también a otras personas involucradas en el tema", comentó.

El procurador recordó que el artículo segundo del decreto ley 25475 señala que incurren en el delito de terrorismo quienes motivan zozobra o alteran  el orden público, actúan en contra de la vida, la libertad individual, contra la integridad física, contra los patrimonios privados, contra la democracia y contra la pacificación.

Agregó que al haber aceptado públicamente Condori y varios de los otros dirigentes del Conare su pertenencia al Movadef ( Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales ), revelan que son parte de Sendero Luminoso .

Como se sabe, el Conare promueve un paro magisterial que no cuenta con el respaldo del SUTEP –que está en proceso de negociación con el Ministerio de Educación – desde el 20 de junio, medida que es apoyada básicamente en cinco regiones: Puno, Ayacucho, Apurímac, Pasco y Ucayali.

Efraín Condori –presidente del Comité de Lucha del Conare– afirmó que no le preocupa la denuncia presentada por el procurador y que mantendrán sus medidas de lucha.

"A nosotros no nos preocupa, esa es la forma como el procurador justifica su sueldo", dijo. Añadió que su pertenencia al Movadef "es un tema personal" que no lo deslegitima como vocero del magisterio, pues "no hemos venido a  plantear cosas de carácter político, hemos venido a demandar una plataforma de lucha magisterial".

Desde Tacna, Aída Ortega negó tener relación con el Movadef y aseguró que la vinculación que se ha hecho entre este movimiento y el gremio docente que acata un paro indefinido busca "desintegrar la lucha por los derechos de los maestros y desprestigiarla".

Entretanto, el secretario general del SUTEP, René Ramírez , afirmó que el Conare es un grupo sin representatividad nacional y que busca sorprender a los maestros al incorporar en su plataforma de lucha no solo temas magisteriales, como el bono por preparación de clases o el aumento de sueldo, sino la derogatoria del decreto que prohíbe el retorno a la docencia de acusados por terrorismo.

PROFESORES EN HUELGA RECHAZAN SER DE MOVADEF

Unos tres mil maestros protestaron en los exteriores del local municipal de Juliaca, donde el premier Óscar Valdés y su comitiva se reunían con los afectados de la minería informal. Ante la protesta, los miembros del Ejecutivo convocaron a los dirigentes del magisterio para que dialoguen con el Primer Ministro, pero no llegaron a ningún acuerdo, pues Valdés recordó que ya existen conversaciones entre el Ministerio de Educación y el SUTEP, sindicato nacional que rechaza el paro convocado por Conare.

Entretanto, en Ayacucho, más de mil docentes del Conare-Sutep tomaron las instalaciones de la Municipalidad de Huamanga en su tercera semana de paralización en las regiones del sur del país. Los maestros colgaron pancartas y carteles en los balcones del local edil y se negaron a salir pese a los constantes llamados de dos fiscales de prevención del delito en la zona. La toma del edificio ocurrió aproximadamente a las 10 de la mañana. Los profesores rechazaron que los vinculen con el Movadef.

"Somos profesores, no somos del Movadef", arengaban a voz en cuello los manifestantes.