28 Oct 2020 | 17:59 h

En redes sociales, se ha difundido una frase atribuida a la argentina Chinda Brandolino, —“médica que viraliza desinformación sobre el coronavirus”, según Chequeado— que advierte el supuesto riesgo de la futura vacuna contra la COVID-19. Entre sus afirmaciones, destaca que “probablemente modificará los genes que tienen que ver con el afecto y la voluntad”. Desde el 23 de octubre, el post fue compartido más de 4.000 veces.

La imagen también señala que la vacuna esterilizará a los varones, modificará la genética de las personas y tendrá numerosos efectos adversos “para siempre”. No obstante, las justificaciones de estas afirmaciones son falsas. Incluso, han sido desmontadas por Verificador en situaciones anteriores.

Publicación de Facebook presenta información falsa sobre la vacuna COVID-19. Foto: Captura.

Verificador realizó una búsqueda por palabras clave y una revisión de videos de la médica argentina, y no encontró que haya proferido estas declaraciones de manera literal. Sin embargo, la publicación más antigua que contiene dicho texto se halló en el grupo de Facebook ‘La mujer de la ola celeste’, apelativo de Chinda Brandolino por su posición en contra del aborto.

Aun así, el contenido de la frase sí coincide con su postura sobre la próxima vacuna contra la COVID-19. Algunas de sus afirmaciones están explicadas con mayor detalle en una carta del 21 de octubre que Brandolino dirigió a los Senadores de Argentina.

La vacuna ARNm no “modifica los genes”

FALSO

“Esto no es una vacuna, es una sustancia transgénica: modifica para siempre los genes de quien la recibe”.

En primer lugar, hasta la fecha no existe “la vacuna” definitiva contra el nuevo coronavirus, sino 198 proyectos registrados por la OMS, 44 de los cuales se encuentran en ensayos clínicos. De estos, 10 alcanzaron la fase 3, y solo dos utilizan el mecanismo ARN mensajero, al que algunos usuarios han denominado como “vacuna transgénica” por su utilización de ingeniería genética.

Verificador ha revisado a detalle este tipo de bulos en numerosas ocasiones (1, 2, 3, 4 y 5), para concluir que este tipo de vacuna no modifica “para siempre” el material genético de los seres humanos.

Juan More Bayona, PhD en Inmunología comparada, explicó a este portal que “la vacuna no va a generar un cambio en nuestra información genética”. “El ARN se ha modificado en el laboratorio para que solamente sea reconocido (...) en nuestro citoplasma como ribosoma (pequeñas organelas que hacen ese cambio de ARN a proteína)”, sentenció.

De igual modo, el especialista indicó que “nuestra información genética, la del ADN está precisamente en el núcleo”. Por lo tanto, el ARNm, físicamente, “no puede llegar al núcleo”.

No se han hallado los genes del afecto y la voluntad

FALSO

“[La vacuna] probablemente modificará los genes que tienen que ver con el afecto y la voluntad”.

Dado que es falso que las candidatas a vacuna ARNm modificarán los genes, esta afirmación queda también invalidada. No obstante, Verificador se comunicó con el psiquiatra Carlos Bromley, director ejecutivo de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa).

Tras consultarle sobre la posibilidad de que las emociones o la voluntad puedan alterarse genéticamente, el especialista detalló que aún no se tiene conocimiento del gen específico de una emoción o de la voluntad. En adición, consideró el tratamiento de trastornos mentales modificando los genes como una posibilidad “a futuro”.

“Los estudios actuales nos dicen que esas funciones mentales están mediadas por neurotransmisores como la dopamina, la serotonina, la acetilcolina”. El especialista precisó que los fármacos trabajan en la regulación de estos neurotransmisores, pero no actúan sobre la genética.

Para el caso de la voluntad, los desórdenes mentales que la doblegan solo pueden tratarse mediante psicoterapia ––en el caso de las adicciones–– y medicamentos. Estos últimos se aplican en trastornos como la depresión, de los que la abulia o falta de voluntad es uno de los síntomas.

Por otro lado, Bromley indicó que “no hay evidencia científica que nos diga que las vacunas afectan la función cerebral como para generar algún tipo de daño en la persona”. En esta línea, un artículo publicado por el Journal of Preventive Medicine and Hygiene en 2015 descartó la relación entre las vacunas y diversos desórdenes neurológicos.

Las vacunas no causan esterilidad en los hombres

FALSO

"[La vacuna] esterilizará a los varones".

La publicación viral no explica los motivos por los que la vacuna causaría esterilidad. Sin embargo, la postura de Chinda Brandolino refiere que la vacuna actuaría sobre la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) ––presuntamente vinculada a la fertilidad––, la cual produciría anticuerpos contra sí misma.

En una verificación anterior, el doctor en Ciencias Naturales y biólogo evolutivo Pedro E. Romero descartó que las vacunas causen infertilidad. El especialista explicó que, durante un contagio, la proteína S del virus causante de la COVID-19 se unía a la enzima ACE2 y así infectaba nuestro organismo.

“Las vacunas promoverán la aparición de anticuerpos contra la proteína Spike”, con el fin impedir el ingreso del nuevo coronavirus a la célula humana, detalló.

Asimismo, como se indica en otro artículo, en la actualidad no hay ningún método anticonceptivo para varones que se realice a partir de las inyecciones y sea de manera irreversible.

Sobre las afirmaciones “inmensa cantidad de gente morirá” y “otros quedarán con secuelas neurológicas para siempre” no es posible establecer una verificación dado que se refieren a eventos del futuro. No obstante, es posible que hagan alusión a los efectos adversos presentados por los voluntarios de las vacunas.

En tal sentido, médico internista Manuel Figuera explicó a este portal que lo importante sería establecer si en tales efectos adversos hay una relación causal —es decir, que fue causada por la candidata a vacuna— o casual —que los dos eventos coincidieron—.

Conclusión

La frase atribuida a la médica Chinda Brandolino contiene afirmaciones falsas. La futura vacuna COVID-19 no modificará el material genético, por lo que tampoco puede alterar las funciones cerebrales que controlan el afecto y la voluntad. Asimismo, tampoco causa esterilidad en los varones, ya que promueve la aparición de anticuerpos contra la proteína S del coronavirus, no contra la enzima ACE2. Por lo tanto, calificamos esta publicación como falsa.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.