“Hemos hecho la película soñada”

Plataforma_glr
03 Oct 2010 | 10:27 h

Paul Vega habla sobre su personaje en Ella. El actor confiesa que su rol en este filme ha sido uno de los más difíciles de su carrera.

Paul Vega se luce en la película Ella de Pancho Lombardi con el personaje de Alfredo, un pintor alcohólico y despechado cuya construcción le significó un intenso trabajo de emociones muy por encima de los diálogos e intercambio con otros personajes.

El actor, quien hace poco debutó como papá, se prepara también para interpretar en el teatro a Cyrano de Bergerac.

–¿Qué hiciste para construir tu personaje en “Ella”?

–Antes de la filmación Pancho y yo fuimos a visitar a Ramiro Llona. Él es uno de los pintores más importantes del Perú y de esas personas que tienen procesos creativos intensos. Además tiene la amabilidad de compartirlo con todos sus amigos.
–¿Qué les reveló?

–Por ejemplo, que le gusta escuchar música a la hora de pintar y de hacer mil garabatos. Eso es lo que rescato de esta película, el cómo se dan las emociones y en qué circunstancias. Qué es lo que le pasa a Alfredo cuando pierde a su pareja y cómo afecta eso a su proceso creativo.

–Dicen algunos que los pintores están un poco locos…

¿Todos no? Lo que pasa es que los pintores y los actores tienen mayor oportunidad de expresarlo pero es verdad que este personaje está un poco obsesionado con su pareja, hay algo que lo convierte en bipolar.

–¿Qué ha sido lo más complicado para ti?

–Hay como una hora de película en la que estoy dando vueltas por la casa solo, eso es lo más difícil. Es más fácil hacer escenas con otros porque el diálogo evidencia más el drama. Estar en la cocina bebiendo solo, con una chica muerta, es difícil porque no tienes con quién relacionarte más allá de tus propios sentimientos.

–Tus personajes en el cine siempre han sido extremos, dramáticos. ¿Los has buscado?

–Ha sido más casualidad que otra cosa en verdad, no es que yo los busque, no solo en el cine, en el teatro también. Pero sí es verdad que me siento más cómodo con los personajes que son más marginales.

–¿Eres selectivo?

–Ahora sí. Cuando eres más joven aceptas, tienes ganas de lucirte, pero ahora que soy más adulto, me he vuelto más selectivo.

–¿Estás de acuerdo con Pancho Lombardi en que esta película no es muy comercial?

–Sí, pero hemos hecho la película que queríamos hacer. Eso ya es bastante. Es distinto cuando lees el guión y te preguntas cómo terminará esto, de cuando lo ves en el cine. Hicimos lo que imaginamos, y eso ya es mérito...

–Qué es lo que se viene.

–Estoy por estrenar Cyrano de Bergerac, un personaje enorme, con la dirección de Chela de Ferrari.