EN VIVO - Alianza Lima vs. Sport Boys: sigue el minuto a minuto del partido por la Liga 1 Betsson

Willis, el gatito con la mirada triste que fue adoptado por una familia

Tendencias LR

Desliza las imágenes para conocer a Willis, el gatito que pasó más de un infortunio hasta conseguir un hogar. Foto: Facebook
Desliza las imágenes para conocer a Willis, el gatito que pasó más de un infortunio hasta conseguir un hogar. Foto: Facebook

El minino padecía una enfermedad en los ojos que lo hacía parecer triste. Una joven lo convirtió en el nuevo integrante de su familia tras ser rechazado varias veces como lo muestran unas imágenes de YouTube.

Los gatos son animales muy inteligentes que se han ganado el corazón de miles de usuarios de las redes sociales, como sucedió con la historia de Willis, un minino que conquistó a más de uno con su triste historia compartida en YouTube.

Willis es un felino que tuvo que atravesar un largo camino para lograr la felicidad. Por mucho tiempo fue maltratado, pues no tenía un hogar que le diera cariño y protección. Vivía en la calle, donde le sucedió más de un infortunio, y muestra de ello son las cicatrices que presenta en todo el cuerpo.

Lazy loaded component

Un día, la suerte del minino cambió al ser rescatado por el personal de un refugio; sin embargo, por las cicatrices que presentaba, no tenía el mejor de los aspectos para ser recibido en una nueva casa.

Cada vez que alguien entraba al centro de acogida, Willis se ponía a ronronear con la finalidad de que alguien posiblemente se interese en él, pero su apariencia tosca y la enfermedad que padecía en sus ojos siempre le jugaba en contra. Desde el refugio querían darle realmente la oportunidad de ser amado en una familia, por lo que hicieron la adorable publicación en YouTube, donde detallaban las cualidades de felino.

Sandra, la futura adoptante, vio la publicación en YouTube de Animal Humane Society, en Minnesota. A ella le fascinan los gatos, pero lamentablemente su apartamento tenía una política estricta de “no mascotas”. Aun así, todos los días visitaba el sitio web del refugio para obtener actualizaciones sobre el estado de Willis.

Un día se enteró de que el gatito estaba deprimido por una infección respiratoria que sufría, así que decidió ir a verlo. A pesar de su mal estado físico, el minino fue igual de cariñoso que siempre. Desde esa visita, no pudo dejar de visitarlo día tras día.

Ya con un mes sin novedades de otros adoptantes, Sandra decidió que ella y ese gato estaban destinados a estar juntos, por lo que se armó de valor y fue a hablar con su arrendatario, le explicó la situación y, por fin, consiguió el ansiado permiso para tener una mascota.

A pesar de todo, Willis ha encontrado la felicidad. Vive en paz con su humano favorito, quien ha demostrado sin lugar a dudas que ella hará cualquier cosa para mantenerlo a salvo como muestran las imágenes publicadas en YouTube.