MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
SEMIFINAL QATAR 2022 - ¿cuándo y a qué hora se jugará el partido de Argentina vs. Croacia?
PEDRO CASTILLO - Últimas noticias tras la orden de detención preliminar en su contra
Tecnología

Diseñan dedos robóticos que permiten interactuar con insectos sin hacerles daño

El peculiar invento también es útil para manipular objetos microscópicos y aplicaciones de realidad virtual.

Los dedos tienen sensores de fuerza y actuación. Foto: Universidad de Ritsumeikan
Los dedos tienen sensores de fuerza y actuación. Foto: Universidad de Ritsumeikan
Tecnología LR

Científicos de la Universidad de Ritsumeikan han creado unos microdedos robóticos con los que se pueden manipular insectos sin causarles ningún tipo de daño. En caso de que siempre te haya interesado estar en contacto con algún bicho, debes saber que ahora es posible hacerlo de forma directa y con un aparato sumamente sensible y coordinado.

Es probable que en alguna ocasión, tal vez de niño, hayas intentado tocar alguna mariposa, mariquita, polilla u otro pequeño insecto con los dedos, y puede que lo hayas herido de gravedad por falta de tacto.

Este tipo de problemas surge debido a que al cerebro le cuesta medir la fuerza mínima en los dedos, y la misma llega a ser mayor que la que puede aguantar un insecto. Por ello, científicos japoneses diseñaron los microdedos táctiles y el estudio fue publicado en la revista Nature.

“Se consigue un microdedo táctil utilizando un sensor de tensión flexible de metal líquido. Un actuador neumático blando actúa como un músculo artificial, lo que permite controlar y mover el sensor como un dedo. Con un guante robótico, un usuario humano puede controlar directamente los microdedos. Este tipo de sistema permite una interacción segura con insectos y otros objetos microscópicos”, explica el docente Konishi.

Así, el aparato tiene unos filamentos en el extremo que son sensores de fuerza y actuación.

De ese modo, con un tipo de guante tecnológico, uno puede controlar los microdedos para coger insectos de forma inofensiva y hasta medir la fuerza de sus patas.

Finalmente, aunque el experimento se llevó a cabo con bichos, también permite manipular objetos microscópicos y apps de realidad virtual.