Huawei, Xiaomi, Oppo y Honor trabajan en un estándar de carga rápida universal

Los smartphones podrían recibir una estandarización para la carga rápida desarrollada por un importante grupo de fabricantes chinos.

La colaboración se ha dado a conocer a través de un documento. La idea central es reducir los costes de desarrollo y desechos electrónicos. Foto: Xiaomiadictos
La colaboración se ha dado a conocer a través de un documento. La idea central es reducir los costes de desarrollo y desechos electrónicos. Foto: Xiaomiadictos
Tecnología LR

La colaboración entre distintas marcas y fabricantes ya es algo común dentro de la industria tecnológica. Por ello, no sorprende la publicación de un documento que muestra cómo Xiaomi, Huawei, Oppo, Vivo, Honor y otras marcas chinas están desarrollando juntas un estándar de carga rápida universal para smartphones, con objetivos claros y en beneficio del medio ambiente.

La carga rápida en teléfonos móviles se ha popularizado con creces en los últimos años; sin embargo, cada fabricante decide a su criterio cómo implementar los costos, los materiales y hasta la gestión de desechos electrónicos derivados de esta práctica.

La idea de este conjunto de marcas chinas es reducir los costos de development, así como los residuos que se generan en la fabricación de dispositivos para carga rápida (incluida la inalámbrica). Todo con la intención de desviar un poco la tecnología existente hacia un horizonte más general.

Documento que evidencia la colaboración. Foto: ITHome

Vale indicar que las marcas chinas guardan estrecha relación con la tecnología de carga rápida, y esta todavía se mantiene a la vanguardia. Prueba de ello es HyperCharge, un estándar de este tipo creado por Xiaomi, que puede cargar una batería de 4.000 mAh en apenas ocho minutos.

El principal problema con la existencia de muchos estándares en lugar de uno solo es que el desarrollo exige más dinero, puesto que hay más piezas individuales por fabricar. El usuario también se ve perjudicado en este sentido, puesto que la ausencia de compatibilidad general provoca la adquisición de más y más piezas, lo que aumenta la cifra de residuos electrónicos a largo plazo.

Por el momento, no hay información técnica sobre qué rumbo tomaría la estandarización de la carga rápida ni mucho menos una fecha de presentación específica. Sus participantes confirmados son Xiaomi, Huawei, Honor, Oppo y Vivo, junto con Rockchip y la Academia de Tecnología de la Información y la Comunicación de China.