Sociedad

Arequipa: hermanos sentenciados por violar medidas sanitarias por la COVID-19

Estos hombres también fueron condenados por el delito de violencia y resistencia a la autoridad debido a que golpearon a los policías que los intervinieron en Cayma.

Los dos hermanos fueron sentenciados a 3 años y 6 meses de pena suspendida. Fotos: captura de PNP
Los dos hermanos fueron sentenciados a 3 años y 6 meses de pena suspendida. Fotos: captura de PNP
LR Sur

El Segundo Juzgado Colegiado Supraprovincial Penal de la Corte Superior de Justicia de Arequipa sentenció a 3 años y 6 meses de pena suspendida a los hermanos Diego y César Delgado Lucioni por violar las medidas sanitarias impuestas contra la COVID-19 en el año 2021.

Los magistrados Janet Lastra Ramírez, René Castro Figueroa y David Mendiguri Peralta dispusieron la sentencia. Además, condenaron a los acusados por el delito de violencia y resistencia a la autoridad en agravio de los efectivos policiales Ronald Pulcha Villegas y Edwin Alex Mamani, a quienes agredieron e insultaron cuando los intervinieron.

El colegiado dispuso que los dos hermanos paguen una reparación civil de 500 soles para las procuradurías de los ministerios del Interior y Salud, además de 800 soles para cada efectivo afectado.

Asimismo, los sentenciados deberán cumplir reglas de conducta estrictas, recibirán tratamiento especializado en el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y serán obligados a desarrollar labores educativas para erradicar actitudes de su comportamiento, como el que mostraron a través de los tratos discriminatorios manifestados contra los agentes.

Los hechos ocurrieron al promediar las 11.00 p. m. del sábado 16 de enero del 2021 en la plaza de Cayma. Los agentes acudieron al lugar al ver a un grupo de personas que discutían en plena vía pública. Los intervinieron por burlar el toque de queda y el uso de mascarilla.

Los hermanos se negaron a identificarse y propinaron una golpiza e insultaron a los efectivos. Ambos fueron reducidos y llevados a la comisaría de Cayma, donde llegó el padre de los detenidos y trató de poner trabas para efectuar las diligencias al advertir que tenía influencias.